spot_img

El arte público intenta revertir el «encarcelamiento masivo» en EEUU

Por:

Compartir esta noticia:

Miami – «¿Por qué EEUU tiene el 5 % de la población mundial pero el 20 % de los reclusos?». Esta poderosa pregunta encabeza uno de los 30 carteles de una exposición de arte público que recorrerá el país en los próximos meses para denunciar el «encarcelamiento masivo» e intentar revertir este «drama».

El colectivo de artistas Guerrilla Girls ofrece en ese mismo cartel de grandes dimensiones situado en las calles de Miami una de las claves de la situación: los afroamericanos están encarcelados más tiempo que los blancos «por los mismos crímenes».

El proyecto de las organizaciones sin fines de lucro SaveArtSpace y Art at a Time Like This viene a poner el foco en el hecho de que, según la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), desde 1970 la población reclusa en EEUU ha aumentado un 500 % y cerca de dos millones de personas están en la cárcel.

El viaje del proyecto comenzó en Miami, principal ciudad de un estado con unas cifras de población reclusa muy superiores a la media nacional, y lo hizo bien cerca de dos edificios clave: los juzgados y la Policía local.

Florida tiene una tasa de encarcelamiento de 795 por cada 100,000 personas (por los 664 de media nacional), la cifra más elevada de «cualquier democracia en el mundo», denuncia la organización sin ánimo de lucro Prison Policy.

Cárcel por ser pobres

A una de las artistas que forman parte del proyecto, Faylita Hicks, la encarcelaron por pagar en una tienda de comestibles con un cheque de 25 dólares sin fondos. Tuvo que pasar 45 días en prisión preventiva por no poder pagar la fianza a la espera del juicio.

«Hay algo terriblemente mal en un país que encarcela a las personas por ser demasiado pobres para pagar la comida, o son demasiado pobres para pagar un abogado o para pagar la fianza», argumentó en declaraciones a Efe.

Hicks forma parte de este proyecto de arte público que lleva por nombre «8×5» en referencia a la superficie promedio de las celdas de las prisiones estadounidenses, de ocho por cinco pies (de 2.4 por 1.5 metros).

Buena parte de los seis artistas que se sumaron a esta primera parada del proyecto recurrieron a datos oficiales para llamar la atención sobre el tema.

Anne Verhallen, curadora del proyecto y cofundadora de Art At A Time Like This, destacó a Efe la importancia de presentar esos números, llevarlos a la calle, para que el común de los ciudadanos sea «consciente de cuál es realmente el problema», de que el «encarcelamiento masivo es una de las mayores crisis» de EEUU.

Para ello compraron espacio publicitario en 15 paradas de autobús y 15 vallas situadas en grandes calles y vías de la ciudad, desde las que disparan a bocajarro con datos a viandantes y conductores, con la intención de remover conciencias e instigar un diálogo con el que «encontrar soluciones».

Al igual que Hicks y Durant, el artista Sherrill Roland recurrió al modelo de pregunta-respuesta.

«¿Sabías que Florida alberga a más de 170,000 prisioneros con un margen de error del 10 %?», es decir, cerca de 17,000 están en prisión sin ser culpables del delito por el que fueron condenados, destacó esta artista que también tuvo que sufrir el paso por la cárcel.

La justicia injusta

Tras intentar provocar debate en Miami sobre el sistema de justicia penal de EEUU el proyecto viajará hasta 2023 por Nueva York, Houston, Los Ángeles y Washington.

Siempre con la idea de situar estas vallas publicitarias cerca de los juzgados y oficinas gubernamentales para provocar una reacción en los principales actores involucrados el «encarcelamiento masivo».

«Pensamos que los artistas son en gran medida los principales líderes de la solución» al visualizar la realidad o incluso cómo podrían ser las cosas si se toman medidas, destacó Verhallen.

Al igual que en Florida, en las otras ciudades habrá artistas locales y un enfoque regional sobre la situación judicial.

En su obra, Hicks parafrasea la Declaración de Independencia para recordar que este documento casi sagrado para los estadounidenses asegura que todos los ciudadanos son «creados iguales y están dotados de derechos», entre ellos la «libertad», todo ello sobre una fotografía de un joven cuyos ojos están tapados por la bandera del país distorsionada.

La artista explica que el propósito de su creación es hablar sobre la necesidad de una reforma judicial que evite que las personas se vean encarceladas por delitos menores.

«Estados Unidos realmente está haciendo desaparecer a gente a una escala muy grande», dice esta artista que en su obra tapa los ojos a un joven afroamericano para recordar que la Justicia «se supone que es ciega, se supone que es justa, pero nunca lo es». AG

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img