spot_imgspot_img

EEUU dice que no tomó a la ligera la decisión de expulsar a cónsul venezolana

Washington – El Gobierno de Estados Unidos «no tomó a la ligera» la decisión de expulsar a la cónsul de Venezuela en Miami (Florida), Livia Acosta Noguera, según aseguró hoy la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.
 

«No nos lo tomamos a la ligera cuando declaramos a alguien persona non grata», dijo en su conferencia de prensa Nuland, que rechazó «comentar los elementos específicos» por los que Washington decidió exigir a Acosta que abandonara el país antes del 10 de enero.

«Obviamente, las razones que llevaron a la expulsión son irritantes», concedió Nuland, quien evitó dar más detalles para «proteger información delicada».

La portavoz no pudo confirmar si Acosta ya abandonó Estados Unidos y afirmó que el Departamento de Estado «no ha recibido una reacción oficial del Gobierno venezolano» a la expulsión de la diplomática.

El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, afirmó hoy en declaraciones en Chile que su país dará, «en su momento», una respuesta «clara, firme y oportuna» a la acción tomada contra Acosta.

La embajada de Venezuela en Estados Unidos recibió la notificación oficial de la expulsión el viernes y fue informada de que la cónsul debía salir de Estados Unidos antes del 10 de enero, según dijo el domingo el portavoz para Latinoamérica del Departamento de Estado, William Ostick.

Al declarar a Acosta persona non grata, Estados Unidos se acogió al artículo 23 de la Convención de Relaciones Consulares de Viena, que no obliga al Estado que toma la acción a explicar los motivos de su decisión.

El pasado diciembre, la cadena Univisión transmitió el documental «La amenaza iraní», sobre una supuesta planificación en 2006 para atacar los sistemas de varias plantas nucleares en EEUU, además de la Casa Blanca, el FBI y la CIA.

En el programa, algunos entrevistados dijeron que las embajadas de Irán, Cuba y Venezuela habrían participado en el plan, y posteriormente el presidente de la organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex), José Antonio Colina, se pronunció a favor de investigar a la cónsul, que estaba en el cargo desde marzo de 2001.

Los legisladores republicanos de Florida, Ileana Ros-Lehtinen, Mario Díaz Balart y David Rivera, y el demócrata de Nueva Jersey, Albio Sires, también solicitaron a la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, que investigara las acusaciones contra la diplomática venezolana y, de comprobarse, pedirle la salida inmediata del país.

spot_img
spot_imgspot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,717SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img