spot_img

Educación en tecnologías frente aumento denuncias afectivo-sexuales

Por:

Compartir esta noticia:

El psicólogo clínico y presidente de la joven asociación Aseia, dedicada a los problemas de jóvenes y adolescentes, Ricardo Fandiño, ha sugerido hoy reforzar la “educación” en el uso de nuevas tecnológicas para “prevenir”, tras detectar un aumento de denuncias en materia afectivo-sexual.

Fandiño ha hecho esta observación en las II Jornadas de Salud Emocional en la Infancia y Adolescencia en la que participan especialistas sobre conflicto para analizar la labor de los profesionales ante la proliferación de esos casos.

El presidente e Aseia (Asociación para la Salud Emocional en la Infancia y la Adolescencia), instituida hace tres años, ha explicado a Efe que las aplicaciones relacionadas con las nuevas tecnologías, tales como redes sociales o las telecomunicaciones instantáneas de texto o audiovisuales “no son malas en sí mismas” pero que es necesario una labor de educación para comprender sus límites.

Así, ha citado un caso de una joven que divulgó una foto a una red social, desnuda de cintura para arriba, y la imagen enviada a su novio acabó compartida por los amigos de éste.

“Cuando se le preguntó a la clase quién había cometido el delito, la mayoría de chicos decía que ella”, ha apuntado Fandiño, quien recalcó que la joven en ningún caso “cometió un delito”, sino una “imprudencia”.

En plena ola de popularidad de utilización de dispositivos móviles y redes sociales, Fandiño ha advertido de la necesidad de tomar precauciones ante el incremento de denuncias y de delitos relacionados con esas nuevas tecnologías, en las que queda “más difuminado el tema de los límites”.

Entre los aspectos a abordar, ha hecho hincapié en la importancia de una “educación en el ámbito afectivo-sexual, que es la gran olvidada de los currículum escolares y académicos”.

Así, ha advertido que “la peor de las opciones” es la del acceso a “pornografía”, relacionada con problemas posteriores vinculados a “cánones machistas” y a “violencia de género”.

El psicólogo ha advertido del déficit en salud emocional y ha preconizado reforzar la prevención en la adolescencia, una etapa cambiante en los últimos años cuyos problemas son ahora más visibles.

En su opinión, hace unas décadas la etapa de la adolescencia “no existía como tal”, pero ahora se ha convertido en una “referencia social que marca la moda, los estilos de vida” y en la que “es más fácil que los adultos quieran parecerse a los adolescentes que los adolescentes a los adultos”, los que supone un conflicto y un problema en sí mismo.

En este contexto, ha señalado que los jóvenes en esa etapa necesitan consejo de especialistas que asuman el papel de adultos, para dirimir en las “nuevas sustancias o las tecnologías” las ventajas e inconvenientes.

Ha considerado vital los “referentes morales”, por considerar que se han perdido a menudo con la irrupción de las redes sociales que parecen romper barreras y poner a todos al mismo nivel.

Expertos de varias disciplinas prevén abordar en esta jornada esos y otros asuntos vinculados a la adolescencia, además de asistir durante la tarde a talleres prácticos para examinar experiencias y debatir sobre prácticas profesionales, según el programa establecido.EFE

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img