Economía comienza a dar luces de recuperación

Tegucigalpa – La economía hondureña, golpeada severamente por la pandemia del COVID-19, envía dos mensajes a los mercados: por un lado, se adelanta que la contracción sería arriba del 10 por ciento del producto interno bruto (PIB) y un segundo que comenzó una lenta recuperación que podría acelerarse en el último trimestre (octubre-diciembre), de acuerdo con informes oficiales y del sector privado.

-Datos del BCH confirman la contracción del PIB del segundo trimestre, que fue del 17.6 por ciento.

A falta de una revisión del Programa Monetario del Banco Central de Honduras (BCH), para ajustar las metas, que los economistas independientes estiman debe realizarse en este mes, una vez que concluya la revisión del cumplimiento del acuerdo con los técnicos del Fondo Monetario Internacional (FMI), los datos de cierre del segundo trimestre (abril-junio) señalan una caída del PIB Trimestral (PIBT) del 17.6 por ciento.

De acuerdo con el BCH, los efectos del COVID-19 “han impactado fuertemente la economía hondureña, generando una paralización importante de la producción industrial, en el turismo, entretenimiento y comercio, ante la disminución de la demanda interna de bienes y servicios; asimismo, se observó una reducción de los flujos de comercio exterior, reflejado en menores exportaciones de bienes agroindustriales y manufactureros”.

El informe del Segundo trimestre de la institución destaca la contracción del 17.6 por ciento del PIBT en relación al primer trimestre del presente año y de un 18.5 por ciento en relación al mismo periodo del 2019.

Los sectores de producción industrial, turismo y entretenimiento se vieron paralizados en ese lapso, mientras la intermediación financiera se vio afectada por la reducción de ingresos, el comercio interno y externo cayó, igualmente la agricultura se contrajo.

El sector construcción ha sido de los rubros deprimidos

Otros sectores deprimidos fueron la construcción pública y privada, el transporte y la recaudación de impuestos.

Únicamente mostraron crecimiento telecomunicaciones, las cuales fueron favorecidas por la demanda de servicios de Internet y el consumo de los minutos en la telefonía móvil, según el informe.

El BCH en su última revisión de su Programa Monetaria estimó una caída entre 8-7 por ciento del PIB.

Se estima que el 2021 será de recuperación de la economía, aunque la velocidad de ésta es objeto de controversia.

El gobierno en su proyecto de presupuesto del 2021 enviado al Congreso Nacional estimó que el PIB crecerá 5.1 por ciento (de ahí parten para fijar las metas de recaudación tributaria), pero la mayor parte del arco de economistas cuestionan dicha cifra y señalan que la misma será menor, tomando en cuenta que los últimos años, antes de la pandemia, se venía registrando una desaceleración en el crecimiento económico.

Remesas

Las remesas enviadas por los hondureños registran ya una leve mejoría

Lo positivo de los números oficiales es que las remesas enviadas por los hondureños registran ya una leve mejoría y se espera que a final de año no se registre una caída, como se estimó a inicios de la pandemia, en parte por la recuperación de la actividad económica en Estados Unidos y Europa, lo que ha permitido a los migrantes enviar las divisas al país.

La recuperación de las remesas familiares ha sido tal que la caída registrada es de 0.8 por ciento en relación con el año anterior. A la semana del 18 al 24 de septiembre del presente año los hondureños han enviado 3,941.4 millones de dólares, una leve caída de 32.3 millones de dólares en relación a los 3,973.7 millones de dólares de la misma semana del 2019, según el reporte semanal del BCH.

Las remesas representan el 20 por ciento del PIB hondureño y significan el alivio para cientos de miles de familias del país con las cuales financian su alimentación, salud, vivienda y educación.

Mejora

Pero la economía comienza a dar leves pasos de recuperación, de acuerdo con datos parciales del tercer trimestre, en línea con una mayor autorización del gobierno para la actividad empresarial y especialmente con la circulación de personas que ya están a dos dígitos por día.

Igualmente, en la última semana, el gobierno autorizó la fase 2 para el Distrito Central y el Valle de Sula, locomotoras de la economía nacional, lo que da lugar al mercado a esperar que el último trimestre del año la recuperación sea mayor.

En la última semana, el gobierno autorizó la fase 2 para el Distrito Central y el Valle de Sula

Un reporte del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) sobre cierre de empresas y apertura económica destaca que ya existe una mayor actividad productiva, dando seguimiento al pago de planillas en el Régimen de Aportación Patronal (RAP), que junto a las del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), dan una radiografía sobre la actividad y recuperación empresarial.

El reporte del Cohep destaca que para julio cuando estaba el pico de casos por COVID, las afiliaciones de empleados al RAP habían caído a más de 50 mil trabajadores, pero a agosto estas subieron a más de 170 mil empresas.

Aún están lejos de los 359,715 trabajadores cuyas cotizaciones pagaban las empresas al RAP, pero muestra una mejora en relación con julio.

Se espera que en los próximos meses dicho indicador, que mide la salud y fortaleza de las empresas, siga incrementándose, de acuerdo con los expertos del sector.

A tono con los reportes del BCH, el informe del Cohep destaca que las empresas que dejaron de cotizar su aporte patronal son las que están en los campos de comercio, turismo y construcción.

Igualmente se mide una caída en la demanda energética, donde el sector comercial registra una caída de consumo del 34 por ciento en relación con el 2019. (PD)

Lo + Nuevo

22,599FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte