spot_img

Dos congresos y socialismo democrático

Jp Carías Chaverri

La clase política hondureña es indudablemente innovadora. En los primeros días de la nueva administración de una forma imprevista el país se convirtió en una estructura bicameral. Dos cámaras legislativas al estilo anglosajón, pero sin una cámara baja y otra alta, sino las dos declarándose legítimas herederas de la voluntad del pueblo.

Esta creación descabellada opacó diversos aspectos cruciales del inicio en funciones del nuevo gobierno. La declaratoria hacia un “Socialismo Democrático”, de la presidenta, Xiomara Castro, no ha tenido quizás la atención debida.

Hay que tomar en cuenta que existe una errada satanización que diversas fuerzas conservadoras hacen de la palabra “Socialismo”, pero también debe considerase que efectivamente existe un socialismo totalitario, como igual hay y ha habido regímenes de derecha llenos de corrupción e injusticia social.

Hablar de derechas e izquierdas había pasado de moda y volver a ello resulta en cierta forma accesorio. Diversas experiencias indican que lo más importante es en realidad la honradez y la eficacia con la que se manejen las cuentas públicas. En segundo plano, pero también muy importante, puede estar un marco de acción, un paradigma, un sistema, una ideología que sirva como marco de referencia.

Quizás vale la pena dedicarle algunos párrafos a este tema; primero hay que indicar que socialismo democrático es en realidad una declaratoria bastante amplia que no define un modelo. No debe confundirse con la Socialdemocracia, que es una cosa distinta.

“Los socialistas democráticos están a favor ya sea de transición electoral al socialismo o la revolución espontánea de las masas desde abajo para distinguirse de los socialistas autoritarios que requieren un Estado de partido único”, Socialismo democrático.

La Socialdemocracia tiene en el libre mercado el principal bastión de creación de riqueza, pero al mismo tiempo garantiza una serie de servicios y libertades por medio de la intervención Estatal. No busca avanzar hacia un sistema socialista, sino que, en un entorno democrático, reformar al capitalismo para hacerlo mejor.

En Honduras el Partido Innovación y Unidad (PINU) lleva el apellido Social Demócrata, pero no ha logrado captar la simpatía electoral, aunque su rol no ha dejado de ser importante, en la coalición que ahora está en el poder.

Quizás los países socialdemócratas más reconocidos son los escandinavos, pero también hay que agregar ahí a la provincia de Quebec en Canadá que ha seguido ese mismo modelo por varias décadas. Ellos han mostrado a lo largo de los años significativos logros que son frecuentemente minimizados y hasta ridiculizados en los medios estadounidenses, con evidentes ecos en todo el mundo, sin que la contraparte pueda articular una respuesta contundente.

La socialdemocracia tiene mal marketing. Por citar un sencillo ejemplo, un ejecutivo de una agencia de relaciones públicas de Estados Unidos confesó que durante 30 años (¡Sí 30 años!) fueron contratados por diversas aseguradoras para denigrar y ridiculizar el sistema de salud canadiense (Podcast Planet Money October 23, 2020)

En Quebec, y en realidad en todo Canadá, la salud es universal, y todo individuo, inclusive los refugiados tienen acceso a la salud (ser aceptado como refugiado o residente son otros 100 pesos). Las aseguradoras tienen únicamente un pequeño pedazo del pastel, que consiste en los “negocios” de dientes y anteojos, y varios otros servicios que usted quiera obtener si no le da la gana esperar su turno en el sistema público, que, si es cierto, puede ser una espera larga, pero no imposible.

Es un sistema que está lejos de ser perfecto, pero al menos en lo referente a cobertura la fórmula socialdemócrata canadiense funciona mucho mejor que su vecino al sur, en donde mucha gente cae en bancarrota por cuentas de hospital impagables.

Si bien es cierto en todo Canadá, el Estado tiene importante participación en la economía, es en Quebec donde su presencia puede ser considerada como un sistema socialdemócrata. Paquin y Lévesque (2014), en su libro «Social-démocratie 2.1: Le Québec comparé aux pays scandinaves» así lo explican.

Asimismo, Paquin sostiene que a pesar de varias derrotas de los partidos políticos socialdemócratas europeos el modelo socialdemócrata, a nivel económico, se encuentra más vigente que nunca, sobre todo por las crisis financieras originaras en la excesiva liberalización y desregulación de los mercados. La cantidad de inversión social es hoy en la mayoría de los países escandinavos de un nivel muy similar, e inclusive mayor, que cuando los socialdemócratas, como partido, estaban al mando (102).

Se explica con contundentes cifras (29), que los países socialdemócratas tienen altos niveles de inversión social, reducidos índices de pobreza y a la vez una reducida inequidad. A su vez se diferencia entre los países esencialmente socialdemócratas, como los escandinavos y Quebec (considerado en el análisis como un país), y las naciones liberales que dependiendo del gobierno de turno llevan adelante medidas de corte socialdemócrata.

Un aspecto fundamental que contradice los patrones del sistema liberal es el nivel de impuestos y sindicalización. Los impuestos altos y los sindicatos son un pecado mortal y una fuerte traba a la competitividad para el paradigma neoliberal.

Resulta que, de acuerdo con Paquin y Lévesque, los países con mayor nivel de calidad de vida del planeta tienen los impuestos más altos y la tasa de sindicalización más elevada de los países desarrollados (149-150). Todas estas reflexiones los autores las realizan de cara a una reforma del sistema quebequense, que se ha ido quedando rezagado con relación a los escandinavos. De nuevo volvemos al punto inicial y recordamos que el sistema es secundario. Lo primero es la honradez y el buen gobierno. Porque impuestos altos y gobierno corrupto no puede ser una buena combinación, o tampoco, como ha sucedido recientemente, políticos que incumplen su palabra y se dan vuelta en lo parejo. En Honduras, en eso sobra experiencia.

Artículo anterior
Artículo siguiente
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,662FansMe gusta
49,339SeguidoresSeguir
5,673SuscriptoresSuscribirte
spot_imgspot_img