spot_imgspot_img

Disturbio tropical se desplaza con dirección a Gracias a Dios

Tegucigalpa – Un disturbio tropical que se encuentra frente a las costas de Maracaibo, Venezuela, se desplaza hacia las costas de Centroamérica y por su trayectoria estaría pasando a unos 50 kilómetros de la Mosquitia hondureña, donde podría convertirse en una depresión tropical, informó este miércoles el jefe de Meteorología de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Francisco Argeñal Pinto.

El experto en el clima, explicó a Proceso Digital que el fenómeno lluvioso se encuentra a unos mil kilómetros de las costas hondureñas, estaría llegando al territorio nacional el próximo viernes y permanecería por los dos días siguientes.

En ese sentido, su movimiento al noroeste lo llevaría con destino al norte de la Mosquitia, específicamente en la barra del Patuca, cerca de Brus Laguna, tomaría dirección al noroeste para pasar al norte de las Islas de la Bahía.

Francisco Argeñal Pinto

El fenómeno ocasionaría lluvias de entre 40 y 60 milímetros en la Gracias a Dios, Colón, Atlántida e Islas de la Bahía, que no son acumulados por lo tanto se descarta, que puedan causar un desastre natural en la zona.

Copeco está vigilando el comportamiento que podría tener el mar, debido al viento constante que originan esos fenómenos y el pronóstico que se tiene es que justamente al acercarse a las costas de la Mosquitia se convierta en una depresión tropical, con vientos sostenidos menores a 63 kilómetros por hora, lo que indica que el oleaje podría producir para la zona de Gracias a Dios no sería tan alto.

“Seguimos monitoreando porque en la medida que evolucione el fenómeno y vuelva de nuevo a alejarse del territorio centroamericano y se podría fortalecer y convertirse en una tormenta tropical y ahí si las bandas nubosas estarían provocando lluvias en casi todo el territorio nacional a medida que se vaya desplazando hacia las playas de Cancún en México”, advirtió Argeñal Pinto.

Según Copeco, el disturbio tropical estaría llegando en las próximas 72 horas y las posibilidades de que se convierta en un ciclón tropical son muy bajas, pero dejará precipitaciones además en Guanaja e Isla del Cisne, pero será cuando se encuentre en la costas de México que podría convertirse en tormenta tropical.

“Por lo tanto el fenómeno tiene muy pocas o nulas posibilidades de convertirse en huracán”, puntualizó el funcionario de Copeco.

Sin embargo, todas las comunidades aledañas al Río Patuca, tienen que tomar sus precauciones porque pese a que el fenómeno no parece ser agresivo, el caudal se encuentra crecido y ya ha ocasionado algunos daños a los cultivos en la zona, además el terreno está húmedo y esto podría ocasionar algunos deslizamientos de tierra.

“No hay que descuidar los ríos de Colón y Gracias a Dios. Este es el primer fenómeno con estas características en la zona, se tuvieron un par de ondas tropicales, pero fueron de poca amplitud, se creía que esta sería una más, ese era el pronóstico que se tenía hace unos cinco días”, explicó Argeñal.

El mayor impacto será en Brus Laguna y Puerto Lempira, allí lluvias con la intensidad como estas son normales, hay días en que registran lluvias de hasta 70 milímetros y han ocasionado mayores daños.

“Afectaría la actividad pesquera artesanal de la zona, ellos tendrían que tomar sus precauciones, porque podría representar un riesgo trabajar bajo esas condiciones climatológicas, ya que podría abarcar desde Iriona, Colón hasta El Cabo, Gracias a Dios”, detalló Argeñal.

El funcionario puntualizó que el fenómeno lluvioso con actividad eléctrica, ocasionaría condiciones de mar picado y viento rachado, lo que podría provocar el naufragio de embarcaciones pequeñas utilizadas por los pescadores artesanales.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img