Tegucigalpa – Con el propósito de combatir la comisión de delitos y acciones criminales conexas en el sector del transporte, este viernes comienza un “censo obligatorio” de todas las unidades públicas, así como sus respectivos motoristas.
 

La revisión será encabezada por la Dirección General de Transporte (DGT), en atención de instrucciones del presidente Juan Hernández Alvarado.

El proceso será apoyado por agentes de la Fuerza de Seguridad Internacional Nacional (Fusina) y se llevará a cabo a partir del viernes 25 de abril hasta el martes 20 de mayo del año en curso, en un horario de 8:00 de la mañana a 4:00 de la tarde, en el Campo de Parada Marte, contiguo a la Escuela Técnica del Ejercito, carretera a Mateo.

Asimismo se les recuerda a todas las unidades que se encuentran bajo la modalidad de Servicio Contratado y Operadores de Turismo que deben portar un rótulo con las especificaciones estipuladas por la Dirección de Transporte, ya que de lo contrario se procederá al decomiso de las unidades por parte de Fusina.

No obstante, se les reitera a todos los empresarios de este rubro que “no habrá ninguna prórroga”, ya que la misma se efectúa con el ánimo de mejorar la seguridad de los usuarios y conductores para poder de esta manera combatir el flagelo de la violencia y la delincuencia que a diario golpean este rubro.

Todos los días se reportan muertes de empleados del transporte público, así como pasajeros que son asaltados al momento de hacer uso de las unidades.

Según un reciente informe divulgado por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), durante el 2012 y 2013, alrededor de 153 taxistas perdieron la vida violentamente mientras que otros 17 resultaron heridos, con un saldo total de 170 víctimas, es decir, un promedio de 7 mensuales.

Además, al menos 51 personas muertas en circunstancias violentas, registró el departamento de Cortés en 41 hechos violentos perpetrados por delincuentes contra unidades de taxi y moto-taxis, durante el 2013, reveló el informe del Conadeh.