Tegucigalpa – Luego que el ex presidente Porfirio Lobo Sosa (2010-2014), revelara que tenía conocimiento de los actos de corrupción en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), un grupo de diputados coincidieron en que la Fiscalía está en la obligación de llamarlo a declarar.
 

Recientemente el ex mandatario Lobo expresó que tenía conocimiento del despilfarro que existía en el Seguro Social, al tiempo que justificó que el proceso electoral y la democracia debían primar en ese momento.

En ese sentido, la diputada por el Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (Pinu-SD), Doris Gutiérrez, manifestó que el Ministerio Público está en la obligación de llamar al ex mandatario por sus declaraciones en torno a la escandalosa corrupción en ese centro hospitalario.

Manifestó que “son declaraciones bastante desafortunadas las del ex presidente Lobo”.

Subrayó que dichas revelaciones muestran que el ex mandatario habría “puesto en primer lugar a su partido y a un proceso electoral, en lugar de poner la vida, la salud y la seguridad de las personas”.

En base a lo anterior, dijo que “el Ministerio Público debería de llamarlo aunque haya dicho que firmó la vendita intervención en dos semanas o tres semanas antes que terminara su Gobierno”.

Además, calificó las declaraciones como “un acto de irresponsabilidad. Es una actitud de negligencia y falta de cumplimiento a los deberes de los funcionarios públicos”.

Por su parte, el diputado nacionalista, Rolando Dubón Bueso, acotó que “si el Ministerio Público requiere de una declaración del ex presidente Porfirio Lobo Sosa, tiene el derecho de hacerlo”.

En referencia a la magnitud de las revelaciones de Lobo, el congresista refirió que “con las dimensiones de corrupción y como la persona mayor informada del país (Lobo Sosa), no es posible que no se haya dado cuenta”.

“El Ministerio Público está obligado a profundizar en las investigaciones, independientemente quien esté involucrado”, reiteró.