spot_imgspot_img

Diálogo debe ser atendido por todos los sectores, sin importar su propuesta: Hernández

Tegucigalpa – El presidente Juan Orlando Hernández volvió a referirse este martes al diálogo convocado luego de las elecciones generales del pasado 26 de noviembre y que le dieron el triunfo electoral, de acuerdo a la declaratoria del Tribunal Supremo Electoral (TSE). “Mi llamado es para todos los sectores para que sea un diálogo amplio y con todo lo que vengan”, dijo.

– Hernández no descartó que en el diálogo participen como asesores, expertos internacionales, pero “todo mundo debe sentirse cómodo. El país requiere que todos pongamos de nuestra parte”.

– En primera fila deben estar los diferentes sectores que generen balance para generar el entendimiento, desglosó.

– Ponerle condiciones al diálogo sería un error, “de tal manera que el que venga a la mesa que lo haga con lo que crea es lo mejor para Honduras”.

Sobre el diálogo que convocó la semana anterior, citó que “el compromiso nuestro es que una vez que se dé sea incluyente, es decir que todos los sectores deben participar, todos los que así lo deseen sin importar su posición política, económica y social”.

Volvió a mencionar que uno de los grandes temas “es la construcción de un sistema electoral nuevo, nuevo significa que han existido propuestas de diferentes partidos, algunas no se han tomado en cuenta porque se necesita la mayoría en el Congreso, de 86 votos y a veces un partido retira su apoyo y no se logran los 86 votos, pero si esto pasa por una mesa de diálogo, lo que salga de ahí debe aprobarlo el Congreso Nacional”.

Remarcó la importancia de los partidos que integran el actual Congreso, así como el entrante que comienza funciones el 25 de enero. “En ese sentido creo que no hay que tenerle temor a las propuestas porque cada quien va a llegar con la propuesta que considere y todos debemos aceptar lo que como hondureño que es debe estar en la mesa”, adicionó.

Consultado sobre la condición de la Oposición de sentarse a negociar con la bandera de la Asamblea Nacional Constituyente, contestó que “yo creo que aquí la obligación de todos los hondureños, al margen de que sean líderes políticos o no, es participar en la construcción de un país. Cada uno tiene su propia individualidad de ver las cosas, de tal manera que en el péndulo de los extremos pueden venir con temas extremos o con temas coincidentes y hay que respetar a cada quien con la propuesta que venga porque si no, no sería diálogo”.

“Debe ser un diálogo para que no importa la forma en que pensemos, encontremos ese gran acuerdo de país y para eso todos debemos de participar, no solamente a nivel de la capital o de un sector urbano tan importante como el Valle de Sula, si no todos los sectores en términos de regiones y departamentos”, explicó.

Hernández reflexionó que el diálogo no debe ser creíble solo para los que están en la mesa, sino también para los que no han llegado. “Para eso hemos considerado que es muy importante recordar que la propuesta nuestra ha sido clara y definitiva en un aspecto: no podemos renunciar a nuestro obligación como ciudadanos de participar en el diálogo, pero sí reconozco que en el mejor interés de todos está que el gobierno no sea protagonista en primera fila del diálogo”, apostilló.

El mandatario electo Hernández remarcó que el gobierno debe estar un tanto atrás del diálogo para que los que participen en el mismo se sientan con mayor libertad de poder conversar el uno con el otro.

La misma agenda del diálogo -siguió- debe de ser producto de la conversación entre los diferentes sectores que estén sentados. “Esos sectores deben representar el aspecto social, económico, la parte productiva, pero también la parte política del país”.

Refirió que la forma para escoger los temas y los facilitadores del diálogo “es un factor clave”.

“Deben existir facilitadores nacionales, que sé que los hay, que le generen confianza a los diferentes sectores que por ejemplo en el ambiente político nos acabamos de enfrentar en el reciente proceso electoral”, dijo el gobernante.

Hernández no descartó que en el diálogo participen como asesores, expertos internacionales, pero “todo mundo debe sentirse cómodo. El país requiere que todos pongamos de nuestra parte”.

“Es fundamental apostarle a este proceso y somos nosotros los hondureños los obligados a construir ese tejido social que nos permita identificar una ruta de mediano y largo plazo para el país, aparte de lo coyuntural que hoy puede ser más el tema político”, puntualizó.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,060FansMe gusta
37,641SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img