spot_imgspot_img

Detienen a fémina por intentar introducir marihuana a cárcel de máxima seguridad

Tegucigalpa – Una fémina que realizaba una visita conyugal fue detenida este viernes en vista que en sus partes íntimas se introdujo marihuana para intentar meterla a la cárcel de máxima seguridad “El Pozo I”, en Ilama, Santa Bárbara, zona occidental de Honduras.

– La fémina fue identificada como Yoselin Michell Funes Palacios de 28 años de edad.

Se informó que al momento de llegar al Body Scann, los especialistas de la Fuerza Nacional de Control de Centros Penitenciarios (FNCCP), detectaron que llevaba un paquete en sus partes íntimas (ano), por lo que se le pregunto si llevaba en su cuerpo algo que no pertenecía al mismo.

“Ella respondió que sí y que iba a colaborar en extraerlo por sí misma, sacándose del recto (ano) una pelota de forma ovalada envuelta con cinta adhesiva y al interior de un preservativo (condón), dijo que llevaba marihuana”.

La mujer, realizaría visita conyugal al interno Cristian Allan Padilla Ruíz. Después de entregar el paquete que llevaba en el ano, los especialistas pasaron nuevamente a la mujer por el BodyScann y se detectó que llevaba un segundo paquete, “introducido en el cuerpo, pero el cual no quiso entregar por su propia voluntad”.

La mujer fue traslada a las instalaciones de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), por el delito de facilitación de los medios del transporte para el tráfico ilícito, penalizado de 6 a 9 años de cárcel y una multa hasta de cien mil lempiras.

Estadísticas oficiales de la FNCCP indican que en menos de un año en los centros penitenciario de máxima seguridad se ha requerido a más de 62 personas que pretendían introducir drogas u objetos de uso prohibido para las personas privadas de libertad. Entre los logros destaca el decomiso de al menos 72 kilogramos de marihuana y dos de cocaína, entre otros.

Actualmente, la FNCCP es la responsable de las requisas de las personas que ingresan y salen de los centros penitenciarios de “El Pozo I”, “El Pozo II”, en Ilama, Santa Bárbara y el Módulo de Alta Seguridad “La Jaula” en la Penitenciaría Nacional de Támara, Francisco Morazán.

A nivel nacional, al menos 70 personas han sido detenidas por tratar de introducir drogas, teléfonos celulares, bebidas alcohólicas, entre otros artículos de uso prohibido en los centros penitenciarios.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img