spot_imgspot_img

Despiden a 900 funcionarios ecuatorianos, entre críticas de varios sectores

Quito – El ministro de Relaciones Laborales de Ecuador, Richard Espinosa, anunció hoy el despido de 900 funcionarios públicos, que se añaden a otros 2,700 obligados a salir del trabajo el año pasado, lo que provocó críticas de sectores sociales y políticos.
 

Tras una reunión pública de todo el Ejecutivo en el Palacio Presidencial, Espinosa dijo a la prensa que la mayoría de los funcionarios no serán reemplazados.

Los despidos han afectado a 24 instituciones estatales, que el ministro no detalló cuáles eran.

Espinosa argumentó que la «salida» de los trabajadores se engloba dentro de un proceso para «tener unas instituciones públicas eficientes», para lo que las autoridades correspondientes han realizado un «análisis» con el objetivo de aumentar «la eficacia y la calidad de atención a la ciudadanía».

La medida responde, según el ministro, a una segunda fase de la reforma de las instituciones, después de que en 2011 fueran despedidos 2,700 funcionarios, la mayoría del sector salud con un rango salarial alto.

Pese a esa decisión, el ministro dijo hoy que el país necesita entre 40,000 o 50,000 médicos.

En noviembre, tras el anuncio de esos despidos, algunas organizaciones sindicales de Ecuador afirmaron que la medida violaba las normas internacionales y el debido proceso, pues a su juicio no se respetó el derecho a la defensa de los afectados.

Entonces dijeron que presentarían una queja ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Espinosa advirtió hoy de que el número de «salidas» de empleados públicos podría aumentar porque aun hay instituciones cuyas plantillas se tienen que revisar, y destacó que la reestructuración dejará beneficios para el Estado ecuatoriano.

«No en todo los casos se va a reemplazar, en el momento que no se reemplaza genera un ahorro en esa partida específica», puntualizó.

Asimismo, anunció que alrededor de 4,000 profesores «de manera voluntaria» van a renunciar a sus puestos de trabajo, «todos ellos por motivo de jubilación», y en ese caso sí serán reemplazados, aclaró.

«La ventaja es que por todas aquellas personas que salgan en salud puedes integrar dos docentes por la misma cantidad de recursos», por que los médicos despedidos eran de un alto nivel salarial, destacó.

El ministro explicó que todas las personas que se contraten en el sector salud y educativo tendrán que «hacer los respectivos concursos de méritos de oposición».

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,623SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img