“Descargar agua de El Cajón es una novatada y una locura”, según presidente del STENEE

Tegucigalpa – Hacer descargas de agua de la represa hidroeléctrica Francisco Morazán, conocida como El Cajón, cuando no ha llegado a su nivel máximo “es una locura y novatada de parte de las autoridades de la junta interventora de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) y de la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco)», según la dirigencia del sindicato de la institución.

El presidente del Sindicato de Trabajadores de la ENEE (STENEE), Miguel Aguilar, indicó que actualmente la represa hidroeléctrica sobrepasó los 282 metros sobre el nivel del mar, sin embargo, el manual de operaciones y el plan de emergencia operativa que dan los indicativos señalan que ese embalse perfectamente puede alcanzar su cuota nominal que es 285 metros o ir más allá hasta alcanzar el 287 como lo ha hecho en ocasiones anteriores.

“El valor nominal es de 285 metros sobre el nivel del mar, pero también el caudal máximo de operación puede ser el 287. Lo que esperamos es que el tema de Cajón partiendo de las condiciones que hay aguas abajo, en la Lima, Choloma y bajos de Choloma, se dé un tratamiento técnico que esté bajo la coordinación entre la ENEE, Copeco y el Sinager y un tratamiento también social porque el tema es sensible. Se deben evaluar todas las medidas que establece ese plan de emergencia operativo y no se debe decir que se va a botar agua si ni tan siquiera se ha llegado a 285 metros”, argumentó Aguilar.

El dirigente sindical enfatizó que “no hay razón para que descarguen agua de El Cajón”, en ese sentido, Aguilar pidió a las autoridades que dejen de crear zozobra entre la población.

“No hay razón para que se diga que ya se va a botar agua de El Cajón, si lo más duro de este fenómeno, que ha sido potencial, si bien es cierto falta un poco, pero no ha llegado a la cuota de 285 metros sobre el nivel del mar. Qué bueno sería que la represa llegue al 285 metros con un buen manejo en el sentido de que esté a plena carga inyectando energía al sistema como lo reiteró el sindicato todo este año”, cuestionó Aguilar.

Recomendó que es necesario que la ENEE comience a tener su propio plan de generación y que no dependa de ningún privado. Es decir, que las centrales hidroeléctricas El Cajón, Cañaveral-Río Lindo y El Níspero no sean palanca de amortiguación y que tengan independencia.

“Se debió meter a El Cajón en otros niveles de generación, pero las autoridades siempre sostuvieron las tesis de mantener los niveles del agua, de que es regulador de potencia y de voltaje. Esas tesis se orientan a proteger a los privados. No obstante, es importante que haya una tesis de un manejo público, pero no ha sido posible de esa manera”, cuestionó.

Lamentó que “hoy que están con la soga al cuello hablan de botar agua, pero no deben hacerlo mientras El Cajón no llegue a 285 metros. Eso es crear zozobra aguas abajo”.

Aguilar también solicitó al gobierno, a Sinager y a Copeco que le den el tratamiento que deben en consonancia con el manual de emergencia y a través de los técnicos calificados de la ENEE que elaboran en la represa El Cajón.

“Nosotros consideramos que la represa debe seguir operando a plena carga, a máxima capacidad, que el Operador del Sistema (ODS), permita que El Cajón inyecte la mayor cantidad de energía al sistema. No es factible que aparezcan personas diciendo que van a botar agua sino ha llegado al nivel de 285 metros. Eso nos parece a nosotros una novatada lo que han hecho”, demandó. (ag)

Lo + Nuevo

22,251FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte