spot_imgspot_img

Depreciación del lempira en el último año es de 1.57 por ciento, según el BCH

Tegucigalpa– El presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Wilfredo Cerrato, aseguró este miércoles que el lempira en relación al dólar, se ha depreciado en 1.57 por ciento en el último año porcentaje que es menor al 2.88 por ciento de hace dos años.

-En promedio, las remesas familiares cayeron en 32 por ciento en marzo y abril.

“Hay buenas noticias porque si nosotros comparamos cuál era la depreciación del mayo de 2018 a mayo del 2019, es decir, hace dos años, la deprecación del lempira frente al dólar era de 2.88, pero si nosotros comparamos cuál ha sido la depreciación en el último año es menor, es de 1.57, quiere decir que en estos últimos doce meses la depreciación del lempira frente al dólar es menor a lo que fue hace 24 meses”, argumentó el funcionario.

La devaluación es menor que hace 24 meses y la inflación también se ha reducido, sostuvo Cerrato en declaraciones a la radioemisora capitalina HRN.

Explicó, que si una persona o una empresa requiere comprar arriba de 520 mil dólares, va al Banco Central y 24 horas después los consigue.

“No hemos visto un comportamiento diferente, estamos viendo casi el mismo comportamiento, quiere decir que las empresas, que los hogares tienen confianza y tienen certidumbre y no salen a buscar a la carrera, no salen a convertir sus ahorros en lempiras en dólares, porque sabe que cuando ocupe los dólares, van a estar ahí”, recalcó.

Recordó que se desarrolló el mercado intercambiario de divisas mediante el cual aquellas empresas o hogares que requieran menos de 520 mil dólares los pueden comprar el mismo día con el banco y en estos días se ha visto que la oferta ha sido un poco mayor que la demanda.

En ese sentido, aseveró que el lempira ha tenido una leve apreciación al tiempo que se refirió a las ventajas que tiene el sistema del mercado intercambiario de divisas que permite primero que exista certidumbre de poder conseguir los dólares que se requieran y también cuando se dan estos casos donde la oferta es mayor a la demanda, el dólar se aprecia.

Ejemplificó que el 11 de mayo el dólar se transaba fuera de comisión en 24.8324 y el 12 de mayo se transó a un menor precio a 24.8238, porque precisamente había más dólares.

Cerrato informó que operaciones arriba de 520 mil dólares, no se está viendo una caída que podría ser por una menor actividad económica.

En ese sentido, explicó que tal vez hay una disminución en las importaciones de algunos rubros, pero han surgido otros sectores como la industria farmacéutica, la industria de productos de higiene como jabones, antibacteriales y toallas de papel, entre otros, que han aumentado sus compras en el exterior.

“Por el lado de las compras menores, si estamos viendo una leve mayor oferta, por ejemplo, cuál es el promedio diario de los dólares que se transan en ese mercado interbancario de divisas 6.3 millones de dólares diarios se ofrecen y la demanda es de 5.7 millones, no es una caída fuerte”, argumentó.

Cerrato admitió que es una desventaja que exista una actividad económica menor, pero por el lado de la presión al dólar se vuelve una ventaja porque no hay presión para que el dólar suba que es lo que ha ocurrido últimamente.

Indicó que “los retos actualmente son por el lado de la actividad económica y por el lado del crecimiento, más que por el lado de la inflación, más que por el lado que se va a encarecer el dólar, porque no hay una mayor demanda de dólares de la que había antes”.

Agregó que en las últimos tres presentaciones del Programa Monetario el BCH no tiene una meta de devaluación, porque ese organismo no genera dólares, sino que lo hacen las empresas y los hogares, aunque tiene una gran responsabilidad para que existan las condiciones monetarias macroeconómicas para que haya una mayor generación de divisas a través de una mayor inversión y un mejor manejo de las reservas.

Se tiene una meta de acumulación de reservas al tiempo que refirió que el lempira amaneció hoy con una nueva apreciación ayer era de 25.0078 y este día de 25.0069 lempiras.

Explicó que, para el movimiento del lempira frente al dólar, hay una fórmula que incluye la inflación que ha venido hacia abajo que en abril bajó a 3.33 por ciento, también entra el nivel de reservas internacionales que es muy bueno y cómo se comportan las monedas de los principales socios respecto al dólar.

Reiteró que cuando hay mucha incertidumbre la gente tiende a invertir en la moneda dólar, entonces el dólar se fortalece frente a otros y ejemplificó que en México el peso se ha devaluado en 28 por ciento en lo que va del año y Honduras en 1.51 por ciento.

Cerrato admitió que la caída de las remesas ha sido fuerte ya que en promedio cayeron en 28 por ciento en marzo y abril. En los primeros meses del año se acumularon reservas internacionales adicionales; el año pasado se cerró con un nivel de cinco mil 800 millones de dólares y para febrero y mediados de marzo se tenían seis mil 100 millones de dólares, o sea que se habían acumulado 300 millones de dólares y eso ha venido a amortiguar esa caída en las remesas familiares, apuntó.

Indicó que al haber una menor actividad económica como efecto de la pandemia del coronavirus habrá una menor importación fuertemente influenciado por el precio del combustible y entre los dólares que entran y los dólares que salen, van a hacer falta como 600 millones de dólares y es ahí cuando se activan las contingencias y como Honduras genera certidumbre por el manejo que ha tenido en materia de política económica y fiscal, se activan los préstamos.

En ese sentido, este año el BCH estima que se va a cerrar con un nivel de reservas internacionales de cinco mil 700 millones de dólares que, si se comparan con 2019, significan 100 millones de dólares menos, pero se espera que en lo que resta del año puedan entrar 500 millones de dólares.

Entonces la caída en las remesas y la caída en las exportaciones, se viene a compensar con la caída en las importaciones y con más financiamiento y por eso al final del año, las reservas internacionales sólo van a caer en 100 millones de dólares, es decir un dos por ciento.

Asimismo, ese va a ser el elemento que hace la diferencia para que el lempira no se devalúe como el peso mexicano, como el euro o como el yen.

Apuntó que si Honduras quisiese que el lempira se aprecie, debe ser capaz de generar más dólares de los que se necesita y eso se hace a través de los sectores productivos.

En México, la moneda se ha devaluado 28 por ciento, la zona euro 3 por ciento, mientras el lempira solamente se ha depreciado en 1.57 por ciento, argumentó.

Según el funcionario se calcula que este año concluirá con reservas de 5 mil 700 millones de dólares, 100 millones de dólares menos que el año anterior, “esperamos que en lo que resta del año ingresen en la economía 500 millones de dólares”, apuntó.


spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img