spot_imgspot_img

Denuncian violaciones de DDHH en la recepción de niños deportados a Guatemala

Guatemala – El titular de la Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala, Jordán Rodas, y el director de la Casa del Migrante de los Misioneros Scalabrinianos, el padre Mauro Berdeletti, denunciaron hoy violaciones a los derechos en la recepción de los niños deportados de Estados Unidos.

Ambos, que opinaron este viernes sobre la situación que viven los niños migrantes en la frontera sur estadounidense cuando son separados de sus familias, mostraron su «indignación» por esta práctica y por las medidas prolongadas de privación de libertad.

Asimismo, Berdeletti criticó la política migratoria «tolerancia cero», una medida «despectiva», y dijo sentir «indignación, alarma y descontento» por la «tortura psicológica» a la que están siendo sometidas estas personas.

El magistrado de conciencia de guatemalteco denunció que el avión que este miércoles trasladó a 132 personas guatemaltecas deportadas, entre ellas 11 familias reunificadas, presentó «fallas mecánicas» que pusieron en riesgo su integridad.

Ese mismo día también se realizó un «show» porque el Código de Migración, en su artículo 175, señala que un portavoz puede informar sobre el retorno, pero en ningún momento pueden ser exhibidos los inmigrantes ante los medios de comunicación ni dar a conocer su identidad, como supuestamente se hizo cuando acudió la primera dama, Patricia Marroquín de Morales.

Después de aterrizar el avión en la Fuerza Aérea Guatemalteca, la primera dama, según la agencia estatal AGN, recibió a los deportados y dijo que es «muy especial» que las familias se reúnan nuevamente, pues esto es una «oportunidad para empezar de cero».

En este mismo sentido, recordaron que las personas al llegar solo tienen «una marimba, que está bien como un aspecto nostálgico y sentimental, pero que no soluciona» su situación.

Ambos exigieron que se agilice el derecho de la unidad familiar, la garantía del interés superior de la niñez, el derecho a solicitar asilo u otras medias de protección complementarias para los migrantes y pidieron al Estado guatemalteco generar políticas públicas para crear condiciones de vida dignas en el país.

«Guatemala no ha sido capaz de crear condiciones de una vida digna aquí y las personas buscan supervivencia y mejores condiciones en Estados Unidos», recordó Rodas.

Cerca de 3.000 menores fueron separados de sus padres desde que el pasado mes de abril la Casa Blanca decidiera adoptar una política de «tolerancia cero» contra los inmigrantes que entraban al país irregularmente por la frontera con México, medida que finalmente fue suspendida a mediados del mes pasado por las enormes críticas recibidas.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,071FansMe gusta
37,642SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img