spot_imgspot_img

Cuando me colé en la boda de Mick Jagger y una modelo nicaragüense

“Mis personajes Inolvidables” – 4

Miami, (EEUU) – (Especial para «Proceso Digital»- Por Alberto García Marrder).

Tengo que confesar algo provocativo: Mick Jagger, el líder rokero de los “Rolling Stones”, me cae bien. Me gusta su desfachatez y su manera de gritar al mundo “I don’t  give a damm” (algo así como “No me importa un carajo”).

Y además, es envidiable su éxito con las mujeres a pesar de ser flaco y feo. Tiene seis hijos con cuatro mujeres.

Tanto que fui casi testigo de su boda en 1971 con la modelo nicaragüense Bianca Pérez- Mora Macias. Y eso, sin ser invitado. Todo porque los periodistas somos muy atrevidos, por aquello de estar siempre cerca de la noticia.

Eso pasó en St Tropez, en el sur de Francia. Y yo, como único periodista, estaba junto a los padres de Jagger en el salón de ceremonias del ayuntamiento para la ceremonia civil y fuera del edificio, decenas de periodistas y cámaras de televisión.

Como prueba, esta foto del aristócrata inglés Patrick Lichfield, donde aparezco (con barba) detrás de Bianca, escuchando lo que habla Jagger con Keith Richards, su compañero en el grupo rokero y vestido ese día con un raro uniforme militar nazi.

En la foto, aparece también el director de cine francés Roger Vadim.

Estaba en esa boda por pura casualidad. Trabajaba entonces en Londres para la Agencia de Noticias Española “EFE” y viaje a la Costa Azul para visitar a una novia. Mi agencia me pidió que me desviara a St. Tropez para cubrir la boda, lo que hice gustoso sin pensar en lo cerca que iba a estar de los novios.

Bianca (ya embarazada de cuatro meses) estaba preciosa con una pamela y un tuxedo blanco de Ives Saint Laurent (“avec rien a l`interieur). Sus constantes movimientos dejaban ver más de lo debido, sin que le importara eso a su futuro marido.

La boda entre Mick Jagger y la nicaraguense Bianca Pérez-Mora Macias en St. Tropez (Francia) en 1971.
Detrás de Bianca y con barba, el autor del artículo. Aparecen también el rokero Keith Richards, de los
«Rolling Stones» y el director de cine francés, Roger Vadim. (Foto Patrick Lichfield).

En 1979, ya estaban divorciados. Bianca no aguantó las constantes infidelidades de Jagger. La hija de ambos, Jade Sheena Jezebel tiene ahora unos 49 años.

Antes de la boda civil, fue la religiosa en una capilla católica. Entre los invitados, dos “Beatles” Paul McCartney y Ringo Starr, situados lejos uno del otro por disputas legales. Y deslumbrando, la actriz Brigitte Bardot.

Y la más triste, la inglesa Marianne Faithfull, la eterna novia de Jagger, quien, según el diario “The New York Post” olvidaba sus penas con varios vodkas seguidos.

Pero la venganza de Faithfull fue muy cruel (a pesar del apellido). Se acostó nada menos que con otro “Rolling Stones”, Keith Richards, según el diario “The Daily Express” de Londres. Y según ella, no se arrepiente porque fue “el mejor sexo que he tenido en mi vida”.

Y por parte de Richards, tampoco. Lo hizo, dijo, porque Jagger se acostó con su novia de entonces, Anita Pallenberg.

Bianca es ahora una activista política y un icono de la moda. Una ex sandinista, en 2018 denunció la dictadura de Daniel Ortega en Nicaragua.

Si, Mick Jagger es un gamberro simpático, pero aun así y tal vez por eso, es uno de “Mis Personajes Inolvidables”.


Mañana, el quinto tema de la serie: Aprendí a caminar de nuevo gracias al expresidente Franklin D. Roosevelt

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,194SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img