spot_imgspot_img

Covid-19: Facebook alertará a los usuarios que interactúen con contenidos perjudiciales para la salud

Facebook va a comenzar a mandar mensajes a aquellos usuarios de todo el mundo que hayan interactuado con afirmaciones sobre la Covid-19 dañinas para la salud, y les pondrá en contacto directamente con el apartado de bulos desmentidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Así, estas personas recibirán un mensaje en el que podrán leer: «ayuda a amigos y familiares a evitar información falsa sobre la Covid-19. Comparte un enlace al sitio de la OMS donde encontrarán una lista de todos los rumores comunes sobre el virus».

Los mensajes de recibirán en las próximas semanas

Estos mensajes aparecerán en el apartado de noticias de esta red social y los usuarios que hayan dado a la opción de «me gusta», hayan comentado o compartido este tipo de informaciones empezarán a recibir estas alertas en las próximas semanas, según la compañía.

Facebook ha ido eliminando y lo seguirá haciendo este tipo de contenidos que, precisamente por contener afirmaciones dañinas para la salud de las personas, vulneran las normas de comportamiento de la comunidad de usuarios de esta red, y dirigirá estos nuevos mensajes a los que interactúen con ellos.

Afirmaciones como beber lejía cura el coronavirus o teorías como que el distanciamiento físico es ineficaz para prevenir la propagación de la enfermedad son algunos de los ejemplos borrados.

Desde que la Covid-19 fue declarada una emergencia de salud pública mundial, Facebook ha estado trabajando para conectar a la gente con información precisa de los expertos en salud y para evitar la propagación, por sus aplicaciones, de los bulos dañinos para las personas, explica en una nota Guy Rosen, vicepresidente para Integridad de Facebook.

Dirigir a los usuarios a la OMS

Rosen detalla que la red social ha dirigido a más de 2.000 millones de personas a fuentes de la OMS y autoridades sanitarias a través de su Centro de Información sobre Covid-19, y más de 350 millones de personas han pinchado en ventanas emergentes (pop-ups) en Facebook e Instagram para obtener más información de la pandemia.

«Conectar a la gente con información creíble es solo la mitad del desafío», apunta Rosen, quien indica que para la compañía «también es vital» detener la desinformación por un lado y el contenido perjudicial para la salud por otro, con acciones como la anunciada este jueves.

Por eso, dice, trabajan con más de 60 organizaciones de verificación que revisan y califican el contenido en más de 50 idiomas de todo el mundo, y se ha puesto en marcha un programa de subvenciones para este tipo de organizaciones.

En cuanto a los contenidos falsos -que no dañinos para la salud aunque estos también sean falsos-, Facebook asegura que cuando estos son calificados como tal se reduce su distribución y se muestran etiquetas de advertencia.

Mensaje de Zuckerberg

Por ejemplo, en marzo, la compañía mostró advertencias en alrededor de 40 millones de publicaciones en Facebook relacionadas con la Covid-19: cuando los usuarios vieron esas etiquetas de advertencia, el 95 % de las veces no vieron el contenido original.

En un ‘post’, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, afirma que una de sus principales prioridades es asegurarse de que los usuarios vean información precisa y autorizada en todas las aplicaciones de la compañía: «espero que todos se mantengan seguros, saludables e informados».

Opinión de Avaaz

El movimiento ciudadano Avaaz asegura que la compañía de Mark Zuckerberg ha puesto esta medida en marcha tras descubrir ellos que Facebook «no protegía a millones de usuarios contra la desinformación sobre COVID-19».

«Facebook está en el epicentro de la crisis de desinformación, pero la compañía da hoy un giro crítico al limpiar este ecosistema informativo tóxico, convirtiéndose en la primera plataforma de redes sociales en alertar a todos sus usuarios de que han sido expuestos a desinformación sobre el coronavirus y dirigirlos hacia datos que salvan vidas», resume Fadi Quran, director de campañas de Avaaz.

Este movimiento mundial también ha dado a conocer datos de un análisis con más de 100 noticias falsas sobre el coronavirus en Facebook en seis idiomas.

Según sus resultados, estas publicaciones se compartieron 1,7 millones de veces y tuvieron 117 millones de visualizaciones, «a pesar de haber sido desmentidas por verificadores independientes».

22 días en emitir etiquetas de desinformación

En una nota de prensa, Avaaz denuncia que la red social puede tardar hasta 22 días en emitir etiquetas que avisen de desinformación sobre el coronavirus, «con retrasos significativos incluso cuando los socios de Facebook han informado rápidamente a la plataforma sobre el contenido pernicioso».

El 41% de las noticias falsas analizadas permanecen en la plataforma sin ninguna etiqueta de advertencia, según Avaaz, que denuncia además que estas no se aplicaron equitativamente por idioma.

Facebook aún no ha emitido etiquetas de advertencia para el 70% del contenido en castellano, el 68% del contenido en italiano o el 50% del contenido en portugués, comparado con el 29% del contenido en inglés.

Fuentes de Facebook señalan compartir el objetivo de Avaaz de reducir la desinformación y aprecian su colaboración, pero advierten de que la muestra de este estudio no es representativa de la comunidad en la red social y los hallazgos no reflejan el trabajo realizado por la compañía. EFE

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img