Costa Rica recibirá en noviembre primeros trenes comprados a empresa china

San José – El Gobierno de Costa Rica informó este viernes que en noviembre próximo recibirá 4 de los 8 trenes de pasajeros que a finales de 2018 compró a la empresa china CRRC Quingdao Sifang por 32.6 millones de dólares.

Tras sufrir atrasos en su fabricación debido al coronavirus, los primeros 4 trenes serán embarcados en China el 15 de octubre y llegarán Costa Rica la cuarta semana de noviembre, mientras que el segundo lote de 4 trenes saldrá de China el 15 de diciembre y arribará al país centroamericano en enero del 2021, detalló el Gobierno costarricense.

Se espera que estos trenes entren en operación en el segundo trimestre de 2021 para brindar servicio en el área metropolitana.

El estatal Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer) indicó que la fecha inicial de la primera entrega estaba prevista para septiembre, pero debió ser ajustada a causa de la pandemia del coronavirus que causó atrasos en la fabricación y entrega de algunos componentes de proveedores de Alemania e Italia.

La presidenta del Incofer, Elizabeth Briceño, dijo que «se han intervenido más de 10 kilómetros de vía férrea realizando mantenimiento preventivo y correctivo», así como trabajos en varios puentes.

Cada tren tendrá una longitud de 38 metros y una capacidad de 372 pasajeros, y dispondrán de aire acondicionado, asientos preferenciales, espacios para sillas de ruedas, sistema de audio para información a los pasajeros y un sistema de visualización de información mediante pantallas.

El contrato de compra incluye el equipamiento para el taller, mantenimiento, capacitación, servicio y repuestos, explicó el Incofer

El Gobierno de Costa Rica lleva adelante un plan para potenciar el transporte público del tren que incluye la renovación de las unidades que actualmente prestan el servicio en el área metropolitana entre las ciudades de San José, Heredia, Cartago y Alajuela, las principales del país.

El gran proyecto del Gobierno del presidente Carlos Alvarado es la construcción de un tren eléctrico en el área metropolitana con un recorrido de 73 kilómetros, valorado en 1.200 millones de dólares, y cuyo financiamiento estaría en un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica y participación de empresas privadas.

Sin embargo, la iniciativa cuenta con una fuerte oposición de sectores políticos, sociales y económicos, que consideran que el proyecto no es viable económicamente y que en tiempos de crisis causada por la pandemia de la COVID-19 no es conveniente endeudar más al país.

Lo + Nuevo

22,262FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte