spot_imgspot_img

Conversaciones con un padre -Bicentenario pandémico: El determinismo histórico del comercio regional

Jp Carías Chaverri

Desde la independencia, la unión regional se persiguió en forma infructuosa en al menos 12 intentos hasta 1950 (Sanz y Tovar, 1951) y pueden contarse tres ensayos más hasta 1991. 

El SICA (Sistema de Integración de Centro América) que cumple 30 años, en plena pandemia, es el esfuerzo que más tiempo sobrevive, a pesar de que su avance luce lento y a ratos insulso. En un análisis exploratorio del comercio intrarregional es visible un estancamiento en un promedio de 31.6% en los últimos años.

El mito construido de Francisco Morazán como “héroe epónimo” (Carías Zapata M., 2005, p. 172-173) es inseparable del mito de “la patria grande”, que sin embargo se elabora a través de los años en forma desigual a lo largo del istmo. 

Las cifras parecen confirmar este determinismo histórico del comercio, con El Salvador, el país más integracionista, con el porcentaje más alto de exportaciones, y Costa Rica, el que menos lo es, con el porcentaje más bajo, (Panamá no es parte de la Centroamérica histórica).

Exportaciones de Mercancías a América Central comparada con exportaciones a principales socios

* % de exportaciones a América Central con relación al total de exportaciones del país a los principales socios.

Fuente: Elaboración propia con base a datos de Sistema de Estadísticas de Comercio de Centroamérica de la Secretaría de la Integración Económica Centroamericana (SIECA)

Nótese sin embargo que el 19% de Costa Rica es casi la misma cantidad de productos ticos en la región que El Salvador y mucho más que Honduras y Nicaragua. Así que, pese a un menor enfoque hacía Centroamérica, lo cierto es que su presencia no es despreciable, aunque es evidente que podría ser superior.

Un rector de INCAE, de nacionalidad costarricense, Roberto Artavia, hace unos veinte años decía en cada evento al que asistía que Costa Rica es el país que más se opone a la Integración y que en forma contradictoria es el que más beneficio podría obtener de ella, gracias al poderío de sus PYMEX (Pequeñas Empresas Exportadoras).

¿Es el separatismo tico el principal obstáculo a la Integración? En este espacio imaginario en el que el historiador y escritor Marcos Carías Zapata (QDDG) es el invitado especial, nos imaginamos que le hacemos esta pregunta… e imaginamos que don Marcos diría: El separatismo, o podemos llamarle localismo, es en realidad una herencia colonial, presente, de hecho, en toda Latinoamérica.

“Algunos han considerado que la Federación nació muerta. Las pobres comunicaciones y la tendencia municipalista española habían acentuado el localismo. Hubo políticos de Tegucigalpa que, cuando se estaba configurando la Federación, pretendieron solicitar que Tegucigalpa y Comayagüela entraran como Estados diferentes. En Costa Rica, hubo una breve guerra entre Alajuela y San José contra Cartago, la vieja capital de la provincia. La guerra que iniciaron, por entonces, en Nicaragua, Granada y León habría de durar una veintena de años. A este acusado cantonalismo se añadía la general repulsa de las provincias en contra de Guatemala. No había mucho espacio para una patria de todos.”, (Carías Zapata M., 2005, p. 161-162). 

Por tanto, esta predisposición desigual no es necesariamente fragmentada por países, sino que es algo que va más allá de la nacionalidad de los individuos. Puede que este separatismo tenga actualmente mayores adeptos en Costa Rica, pero no es su exclusividad, y lo fue mucho menos en sus orígenes.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,098SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img