spot_imgspot_img

Contrato con Westport nació con vicios de nulidad

Tegucigalpa – El contrato entre Westport Finance LLC y la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), no solo ha sido incumplido sino que además es nulo.
 

La nulidad del contrato ha quedado evidenciada y el incumpliendo es más que irrefutable.

Westport debió iniciar operaciones el 25 de enero anterior, pero ante el incumplimiento del contrato, el diputado Leonel Giannini, presentó la moción para que se interpelara al gerente de la ENEE, Roberto Martínez Lozano, a fin de que respondiera en el hemiciclo legislativo.

Tanto el incumplimiento como la nulidad del contrato quedaron acreditados en el pleno de la Cámara Legislativa donde Martínez Lozano, compareció la noche del miércoles, para explicar el retraso de tres meses en el servicio energético de casi 100 megas de energía sucia, que debió entrar en operaciones a finales de enero anterior.

El funcionario se presentó a la Cámara Legislativa entre múltiples abucheos, pero también hubo diputados que le celebraron.

Durante el debate, muchos intentaron expresar sus opiniones pero una disposición interna del Congreso limita la participación de cada diputado a dos minutos, tiempo en el que tienen que sintetizar sus exposiciones.

La norma ha sido reprochada por varios parlamentarios que como Darío Benegas y German Leitzelar han señalado que es un atropello a la libertad de expresión de los legisladores.

Ilegal desde el origen

Pese a la ilegalidad con que se actuó al suscribir el contrato, según se estableció durante la comparecencia de Martínez Lozano, poco o nada se determinó en la Cámara.

La aprobación en la junta directiva de la ENEE, no contó con las cuatro firmas que se requieren, de acuerdo a lo que corresponde según la Ley Constitutiva de la institución, y por lo tanto, tiene vicios de nulidad desde antes de llegar al Congreso para su aprobación, estableció el diputado Germán Leitzelar, quien además es un experto jurisconsulto.

En la aprobación del contrato, en el seno directivo de la ENEE, no se logró contar con el voto del representante de la empresa privada. El hecho se evidenció durante la sesión parlamentaria.

Germán Leitzelar recordó que la Ley Constitutiva de la ENEE, en su artículo 15, deja sentada la nulidad del contrato debido a que cuando se elevó al Congreso Nacional necesitaba por lo menos cuatro firmas de los miembros de su junta directiva, un hecho que no ocurrió.

La exhortación a la junta directiva de la ENEE para anular el contrato, fue aprobada a propuesta del diputado Yuri Sabas. La exhortación se basa en el incumplimiento de Westport.

El incumplimiento del contrato se deriva de que Westport no ha prestado servicio alguno cuando debió hacerlo desde finales de enero anterior.

En una carta reciente, dada a conocer por Martínez Lozano, la empresa contratada indica que iniciará con la prestación de los servicios hasta el próximo 30 de abril, tres meses después del plazo establecido.

El debate

En su intervención, el diputado Toribio Aguilera, reclamó al gerente de la ENEE porque, según sus expresiones, “venimos aquí a oír a un político hablar y no a un técnico” le dijo a la vez que recordó que él advirtió que el contrato no se cumpliría y lamentó que el gerente de la ENEE “nos haya venido a engañar”, denunció.

Legisladores como Ana Julia García, Antonio Rivera, Yani Rosenthal, Milton Puerto y Alfredo Saavedra, Darío Benegas, Carlos Martínez reafirmaron la necesidad de rescindir el contrato.

Pese a los vicios inexplicables, diputados como Antonio Leva Bulnes, Óscar Nájera, Mario Pérez y Celín Discua, defendieron el contrato y le restaron importancia al incumplimiento del mismo.

Celín Discua dijo que al permitir esa discusión en el hemiciclo legislativo, el Congreso estaba dando una demostración de juego democrático y de tolerancia.


“Felizmente político”

Martínez Lozano, por su parte, mantiene su férrea defensa al contrato y recordó a los diputados su papel protagónico en la aprobación del mismo, a la vez que respondió a Aguilera que “felizmente yo decidí ser más político que técnico”.

Asimismo, sostuvo que la iniciativa de hacer funcionar proyectos a gas licuado cuenta con inversionistas interesados en el tema. Para el caso, señaló que existen empresas de Kosovo, Trinidad y Tobago, así como empresarios nacionales interesados en el rubro y mencionó a Freddy Nasser.

“Freddy Nasser está listo para iniciar la conversión de diesel a gas natural licuado”, afirmó Roberto Martínez.

¿Acuerdo de Apoyo?

Agregó que el expediente del caso está en la Procuraduría General de la República, instancia que según su versión debe refrendar la creación de un acuerdo de apoyo que no es más que una garantía brindada por el Estado para respaldar a la empresa contratada.

El presunto atraso de la Procuraduría, es una de las responsabilidades que Martínez Lozano atribuye a otro actor oficial, en un listado en el que distribuye señalamientos.

En su lista el gerente de la estatal energética involucra a la junta directiva de la ENEE; al Consejo de Ministros; al propio Congreso Nacional, instancia que a su juicio debió nombrar una comisión de seguimiento y ahora también a la Procuraduría.

Según expertos el acuerdo de apoyo, es una benevolencia que únicamente corresponde ser otorgada en casos de inversión en energía renovable, una situación opuesta a los productos ofrecidos por Westport ya que tanto el bunker como el gas licuado tienen origen eminentemente térmico.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,502FansMe gusta
39,515SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img