spot_imgspot_img

Condenados dos policías belgas por tratar a un inmigrante «como a un desecho»

Bruselas- Un tribunal de apelación de Bruselas ha condenado a dos policías encargados de la seguridad ferroviaria por tratar a un inmigrante irregular «como a un vulgar desecho» y «de forma manifiestamente degradante» en febrero de 2013, informa hoy el periódico «La Libre Belgique».

Uno de los agentes, que conducía una furgoneta en la que se llevaron a Mohamed M., ha sido sentenciado a dos años de prisión y cinco de libertad condicional, mientras que el otro, de 21 años, está a la espera de condena, ya que, según el auto judicial, colaboró porque «quería integrarse».

Conforme al relato de los hechos, los dos policías se dirigieron una noche de febrero de 2013 a Mohamed M., que se había refugiado en la estación bruselense de Gare du Nord de las temperaturas bajo cero del exterior, lo obligaron a ponerse de rodillas y lo lanzaron contra un escaparate.

Acto seguido, llevaron al inmigrante a un cuarto de seguridad, donde le «amenazaron con encerrarlo en una jaula para perros».

Luego lo metieron en una camioneta y le quitaron «entre insultos» la chaqueta, los zapatos y el teléfono, para abandonarlo, veinte minutos después, en el bosque de Asse, a 15 kilómetros de la capital belga.

Los agentes pidieron entonces a Mohamed que «echara a correr», por lo que este llegó a temer que le disparasen, y acto seguido abandonaron el lugar en la furgoneta.

La Policía de Asse fue alertada por una persona que encontró a Mohamed deambulando por el bosque «sin abrigo ni teléfono móvil (celular)». 

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,225SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img