Tegucigalpa – El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, recomendó este lunes revisar el estatus jurídico migratorio de aquellos extranjeros que pasan desafiando la institucionalidad del Estado y poniendo en riesgo el Estado de derecho en este país centroamericano.
 

– Custodio expresó que los nacionales y extranjeros que no tienen paz ni justicia en su conciencia, permanecen continuamente desafiando la institucionalidad del Estado.

El ombudsman exhortó este lunes a los hondureños a saber mantener la calma y no dejarse empujar a situaciones de violencia que fracasaron en otras sociedades y que produjeron cientos de miles de víctimas ejecutadas extrajudicialmente o desaparecidas.

La recomendación, a las autoridades hondureñas, la hizo luego que el jefe de la Fuerza de Tarea Conjunta Xatruch, Germán Alfaro, alertara sobre la existencia de grupos nacionales que en contubernio con extranjeros pretenden desestabilizar el proceso electoral en el Bajo Aguán.

De acuerdo al jefe militar, estos grupos se han encargado de hacer denuncias a nivel internacional para desprestigiar el trabajo que hacen las Fuerzas Armadas en el departamento de Colón.

Al respecto, el defensor de los derechos humanos considera que cuando se usa la libertad de expresión y de información para distorsionar la realidad, se hace un mal uso de uno de los atributos más importantes de la ciudadanía.

Custodio destacó que el coronel Alfaro es una persona que mantiene una actitud ecuánime, bien informada, que consulta, no se precipita, analiza y actúa con respecto estricto a la ley.

Para el caso mencionó que ha habido oportunidades donde sicarios se refugian en algunos lugares y el jefe del comando Xatruch para evitar un conflicto político se abstiene de entrar a pesar de tener órdenes legales de poder intervenir.

Realmente, dijo Custodio, los nacionales y extranjeros que no tienen paz ni justicia en su conciencia, permanecen continuamente desafiando la institucionalidad del Estado y la institucionalidad es parte del Estado de derecho.

Indicó que la democracia no solamente es para tomarla en cuenta durante un proceso electoral sino que, en cada día, en cada acción, en cada pensamiento de la ciudadanía, se esté donde se esté y se sea quien se sea.

Reiteró que los hondureños deben saber mantener la calma y no dejarse empujar a situaciones de violencia que fracasaron en otras sociedades y que dejaron como resultado cientos de miles de víctimas ejecutadas extrajudicialmente o desaparecidas.

Esas realidades fracasaron, sostuvo el titular del Conadeh, instancia estatal que participará como observador nacional del proceso electoral con, al menos, 1 mil 200 voluntarios.

“Aquí estamos tratando que el pobre sea menos pobre, que el miserable salga de su miseria y que todos tengamos oportunidades de realización, desarrollar nuestros dones y aptitudes y capacidades en paz y con justicia, con igualdad de oportunidades para todos”, expresó.

Según Custodio, lo que se tiene que hacer con los extranjeros que desafían la institucionalidad del Estado hondureño es una revisión de su estatus jurídico migratorio para determinar si vinieron como turistas o a realizar otro tipo de trabajos.

Agregó que sólo la mala fe y la ocupación en cosas ilícitas pueden hacer que alguien se esconda y no dar a conocer a lo que se dedica.

“Por qué tengo que andar ocultando en lo que yo ando, solamente la mala fe y de repente la ocupación en cosas ilícitas”, manifestó.