spot_img

Con pérdidas de ENEE de 2022 se pudo construir 1,125 centros de salud

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – Sin lugar a dudas las pérdidas en la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), siguen drenado las finanzas del Estado, según lo expuso este martes la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ).

– El ministro de Energía, Erick Tejada, calificó el informe como tendencioso.

El director de ASJ, Carlos Hernández, expuso que los hogares hondureños, pagaron más por kilovatio hora (KWh) en la tarifa residencial que los habitantes de ciudades de Estados Unidos como New York, Houston o Chicago.

De acuerdo con el informe «Estado de país 2023: la realidad del subsector eléctrico en Honduras», presentado por la ASJ, la tarifa promedio por KWh muestra tendencia al alza en los últimos años.

Entre junio de 2018 y diciembre de 2022, ésta aumentó en 60 %.

A junio de 2022, la tarifa residencial promedio en el país era la tercera más alta de la región Centroamericana.

Además, Honduras es el país de Centroamérica con el precio de la energía más alto para los negocios, lo que impacta en gran manera la atracción de nueva inversión que genere empleos, refiere el informe.

Carlos Hernández, de ASJ.

En la presentación Hernández agregó que las pérdidas y mora en alza, el año pasado, las pérdidas de energía sumaron 18,213 millones de lempiras, la cifra más alta de los últimos seis años.

Esos fondos serían suficientes para construir 1,125 centros de salud, resaltó.

Lo anterior pese a que se lanzó el Programa Nacional de Reducción de Pérdidas (PNRP) para el cual se destinaron L 1,515 millones, solo L 354 millones fueron ejecutados. Al igual que con las pérdidas, la tendencia creciente de mora continuó.

A diciembre de 2021 la mora cerró en 13,845 millones de lempiras y para 2022, en 14,928 millones de lempiras.

El informe también reveló que no hubo mejoras en el acceso y la calidad en cuanto a cobertura, 13.7 % de los hogares en Honduras seguían sin acceso a la energía, esto equivale a 367,304 hogares lo que impacta a más de 1 millón 500 mil hondureños, un problema que afecta en la productividad, la salud, la educación, el agua potable y los servicios de comunicación.

Así como las evidentes limitaciones en el acceso a la energía eléctrica en Honduras, el subsector eléctrico tampoco ofrece un servicio de calidad. Comparado a 2021, el número de apagones en 2022 aumentó de 8,561 a 8,859.

Las conclusiones de ASJ.

Apagones

La investigación de ASJ, destacó que en promedio, hubo 24 apagones diarios.

La capacidad del sistema eléctrico nacional para suplir la demanda nacional ha estado en crisis durante la última década.

Los datos indicaron que en 2022, comparado con 2021, el racionamiento de energía aumentó en 15 %.

Comparado con 2021 el número de apagones en 2022 aumentó de 8561 a 8859. Lo anterior significó que hubo 24 apagones diarios.

Erick Tejada, ministro de Energía.

Tendencioso

Por su parte, el ministro de Energía, Erick Tejada, calificó el informe como tendencioso y que las pérdidas de 2022 no se pueden achacar a esta administración porque ellos encontraron un desastre.

No obstante, reconoció que no se ha avanzado como desearía por la burocracia, pero aseguró que se reducirán las pérdidas en un 12 % en cuatro años, porque es un tema complejo que no se resuelve en meses. LB

spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img