Tegucigalpa – El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, declaró este lunes que la disminución de los índices de muertes violentas en el país es el resultado de la depuración sistemática de la Policía.
 

A lo anterior también suma como acierto, el trabajo en armonía de las autoridades encargadas de la seguridad con los intereses de la sociedad hondureña.

Custodio es del criterio que cuando se tiene el poder de decisión para cambiar lo que se tiene que cambiar primero, se logran aciertos.

El ombudsman hondureño calificó como un gran acierto el haber removido dos cúpulas policiales en un corto plazo.

La primer cúpula policial fue sustituida en noviembre del 2011 mientras que la segunda en mayo del 2012, luego que el Presidente de la República, Porfirio Lobo, nombrara, con el visto bueno del Consejo Nacional de Seguridad Interior (Conasin), a Juan Carlos “El Tigre” Bonilla, como director general de la Policía Nacional.

Comentó que “el estar aplicando la depuración de la institución policial en forma sistemática y apegados a la ley, nos está dando este resultado”.

Según el defensor de los derechos humanos, los intereses de grupos deben estar sometidos a los intereses nacionales.

Agregó que reducir la violencia es un problema nacional de interés para todos menos para los violentos y los aliados de los violentos que son el crimen organizado y otras formas de criminalidad.

“El Estado hondureño debe salvarse a sí mismo y, su pueblo es parte de esa salvación”, puntualizó el funcionario.

“Debemos sentirnos orgullosos que no nos han desviado del camino recto hacia la solución definitiva de reducir la violencia en este país”, indicó

Insistió en que la violencia favorece únicamente a los corruptos y a los delincuentes en general.

Reiteró que la disminución de los índices de muertes violentas en el país es el resultado de la depuración sistemática que inició desde hace más de un año.

Destacó el trabajo en armonía de las autoridades encargadas de la seguridad con los intereses de la sociedad hondureña, lo que calificó como “una alianza lograda por encima de los intereses de grupo”.

Honduras dejó de ser el país más violento del continente

Según el Conadeh, Honduras tuvo en los últimos ocho años, un crecimiento acelerado en la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes, al pasar de 37 en el 2005 a 86.5 en el 2011, tasa con la cual el país fue calificado como uno de los países más violentos del mundo.

En su análisis de lo ocurrido en el 2012, el Conadeh explicó que la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes fue de 85.5 con lo cual no solo se redujo en un punto en comparación a la registrada en el 2011 que fue de 86.5, sino que se evitó la tasa de crecimiento anual entre tres y diez puntos que se venía suscitando desde el año 2004.

Un reporte publicado por el Institute for Economics Peace (IEP) tomando como base 22 indicadores de 162 naciones del mundo, ubica como los países más violentos del continente a Colombia en la posición 147 y México en la 133.

Además, coloca con mejores calificaciones a Uruguay en el puesto 24, Chile en el 31 y Costa Rica en la casilla 40.

La lista de los países del continente que alcanzan o superan la posición 100 del índice, comienza con Estados Unidos que fue colocado en el puesto 100 y le siguen Guatemala (109), El Salvador (112), Perú (114), Jamaica (117) y Honduras con en el 123.

A nivel centroamericano los mejores ubicados, además de Costa Rica (40), es Panamá (56) y Nicaragua (66).