spot_imgspot_img

Colombia pide a OEA una comisión que verifique presencia de FARC en Venezuela

Washington – Colombia denunció hoy una presencia «consolidada», «activa» y «creciente» de unos 1.500 guerrilleros en Venezuela y pidió a la OEA la creación de una comisión internacional que verifique en 30 días la presencia de campamentos de las FARC en Venezuela.
 

La petición la hizo el embajador colombiano ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Alfonso Hoyos, en la sesión extraordinaria del Consejo Permanente del organismo, donde preguntó a Venezuela por qué no deja que se comprueben «in situ» las afirmaciones colombianas si «son mentiras e inventos de «Hollywood».

Hoyos, que recordó la violencia sufrida por Colombia y afirmó que «estamos saliendo de esto y no queremos volver a pasar por ello», insistió en la importancia de que la Comisión que quiere que se cree lo haga rápidamente para que los guerrilleros no tengan tiempo de desmontar las pruebas, los campamentos que tienen en territorio venezolano.

«En más de 30 días pueden desmontar campamentos. En 30 días no», dijo Hoyos, quien sostuvo que Colombia espera que le responda con argumentos y que se actúe sin «dilación» para que no se agrave la situación.

En la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA convocada para tratar las denuncias colombianas sobre la presencia de guerrilleros en Venezuela, el embajador de Colombia pidió al país vecino que coopere en la lucha antiterrorista y frene «esta situación tan delicada».

También pidió al pueblo venezolano que esté atento porque, dijo, «con ese crecimiento de las FARC en territorio venezolano tienen un riesgo gravísimo», pues hay unos 87 campamentos en el país vecino donde se esconden y refugian los guerrilleros.

El diplomático afirmó que acude al foro regional porque los esfuerzos de Colombia para conseguir que Venezuela coopere en su lucha contra las guerrillas han sido «infructuosos», al igual que los intentos de mediación de otros países.

Hoyos denunció además «intentos de desinformación» sobre las pruebas y la presencia guerrillera, pese a que, según comentó, se trata de un hecho que «no se puede tapar».

Muchos países de la región han intentado mediar y a pesar de todos los esfuerzos «no se ha logrado la cooperación esperada», subrayó.

El Gobierno del presidente Álvaro Uribe ha buscado «pacientemente la cooperación bilateral» y la mediación con la ayuda de España y el apoyo de Cuba, pero sin éxito.

Tanto es así, recordó Hoyos, que tampoco prosperó la mediación que se acordó en la Cumbre del Grupo de Río, celebrada en México el 22 y 23 de febrero, liderada por el presidente dominicano, Leonel Fernández, y acompañada por México y Brasil.

«Colombia nunca se ha cerrado a estos escenarios (…), ha hecho hasta lo imposible», dijo Hoyos.

Pese a ello, el embajador colombiano recalcó que «nunca es tarde», y que espera que «estas nuevas evidencias» sobre la presencia «consolidada», «activa» y «creciente» de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en Venezuela, «generen una reacción del Gobierno venezolano».

Mostró su esperanza de que la respuesta no sea «simplemente el insulto y el ataque», e impida que estas «bandas» que, según manifestó, tanto daño hacen a Colombia, a la región pero también al propio pueblo venezolano, sigan actuando desde su territorio.

El Gobierno colombiano, aseguró Hoyos con voz quebrada mientras enseñaba en las pantallas del Consejo Permanente fotografías de campamentos, víctimas y mapas con ubicaciones, «no busca la condena» contra Venezuela, sino que «siempre ha buscado la cooperación».

Hoyos señaló que todo el material expuesto hoy ante los demás 32 Estados miembros activos de la OEA lo entregará al secretario general del organismo, José Miguel Insulza.

Hoyos presentó a continuación fotografías y mapas satelitales con algunos campamentos de las FARC en Venezuela, aunque dijo que se concentraba únicamente en cuatro de ellos, que se encuentran a 23 kilómetros adentro del territorio vecino, entre ellos el campamento Bolivariano, Berta, Santrich y Ernesto.

El embajador dijo que el Gobierno colombiano busca la «cooperación práctica y real» de Venezuela y que cumpla su Constitución, sus leyes y las normas internacionales.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,143FansMe gusta
37,978SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img