spot_imgspot_img

Cinco muertos en operación contra el narcotráfico en favela de Río de Janeiro

Río de Janeiro – Cinco supuestos narcotraficantes murieron hoy en una operación policial en el Morro do Sao Carlos, una favela en el centro de Río de Janeiro, ciudad que enfrenta una intensa ola de violencia desde hace varios meses, informaron fuentes oficiales.

Las víctimas al parecer formaban parte de una banda de narcotraficantes que intentó invadir en la madrugada de este martes el Morro do Sao Carlos para expulsar del mismo al grupo que controla actualmente el tráfico de drogas en la barriada.

El intento de invasión generó un intenso tiroteo entre las bandas rivales y obligó a la Policía Militarizada de Río de Janeiro a enviar un grupo de integrantes de su Batallón de Operaciones Especiales (Bope), un grupo de elite de la corporación, para reprimir a los pistoleros.

Cinco de los supuestos invasores quedaron heridos tras enfrentarse a los miembros del Bope y fueron trasladados a un hospital público en el centro de Río de Janeiro, pero no resistieron a las heridas y murieron antes de ser atendidos por los médicos.

La Policía informó que en la operación fueron decomisados un fusil con sus cargadores y municiones, tres pistolas, un revólver, tres granadas, radios de telecomunicación y diferentes cantidades de marihuana y cocaína.

El Morro do Sao Carlos fue el blanco hace un mes de una ostentosa operación en que miembros de las Fuerzas Armadas arrestaron a veinte supuestos narcotraficantes vinculados a una de las bandas que desde hace varias semanas protagoniza una «guerra» con un grupo rival por los puntos de venta de drogas en Rocinha, la mayor favela de Río de Janeiro.

El operativo del Ejército debilitó al grupo que controla la favela y despertó la ambición de bandas adversarias, que ahora intentan tomar el control del Morro do Sao Carlos.

Las Fuerzas Armadas han realizado diferentes operaciones en las últimas semanas en varias favelas de Río de Janeiro en acciones destinadas a combatir la inusitada ola de violencia que esta ciudad sufre desde la celebración de los Juegos Olímpicos.

La crisis de seguridad obligó al presidente brasileño, Michel Temer, a enviar 10.000 militares para reforzar la seguridad en Río con la perspectiva de que permanezcan en la región hasta finales de 2018.

En lo que va de año, según organizaciones civiles, en todo el estado de Río de Janeiro se han registrado unas 4.000 muertes en actos de violencia, incluyendo las de 119 policías.

La crisis de seguridad se desató en medio de los serios problemas económicos que vive la ciudad y que obligó a las autoridades regionales a declarar el estado de calamidad financiera (quiebra) poco antes de la inauguración de los Juegos Olímpicos. 

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_img
23,172FansMe gusta
38,188SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img