spot_img

Cenaos pronostica que lluvias inician a mediados de abril

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – La Secretaría de Gestión de Riesgos y Contingencias Nacionales (Copeco), informó que las lluvias este año en el país iniciarán entre finales de abril y a mediados de mayo, con precipitaciones muy parecidas a las que se dieron en 2021.

– Se espera que la época lluviosa para abril dejen 250 milímetros de agua en la región Sur Occidental, es decir, en los departamentos fronterizos con El Salvador y Guatemala.

Así lo establece la perspectiva climática, que elaboró el Centro Nacional de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) de Copeco para los meses de abril, mayo, junio, julio y agosto.

Cenaos determinó que la perspectiva se realizó comparando los años análogos, cómo 1996, 2012, 2018 y 2021 y que arrojan que se podría “esperar condiciones de lluvia muy parecidas al promedio en la mayor parte del país, con temperaturas ligeramente más calientes”.

Según el análisis de Cenaos, se pronostica un inicio temprano de la estación lluviosa a mediados de abril en la región Sur Occidental; a mediados de mayo en la región Sur, Central y Oriental; y a mediados de junio en el Litoral Caribe.

Variación en canícula

El período de canícula variará de región a región, siendo más severo en la zona sur, oriental y central, donde habrá una disminución considerable de precipitación entre el 6 de julio y 6 de agosto, detalló el ente de predicción.

En cuanto a las temporadas ciclónicas, los especialistas pronostican, preliminarmente, que habrá una actividad muy similar al promedio histórico en ambas cuencas, tanto en el Pacífico, que empieza oficialmente el 15 de mayo, como en la del Atlántico, que comienza el 1 de junio.

En el detalle de las precipitaciones, Cenaos predice que para abril se esperan lluvias por arriba de lo normal en todo el país, en especial en los municipios fronterizos con El Salvador y Guatemala, donde se esperan acumulados de hasta 250 milímetros de agua.

Para mayo, el pronóstico es de precipitaciones normales en todo el territorio nacional, con tendencia ligeramente por debajo de lo normal en los departamentos de Copán, La Paz, Comayagua, Santa Bárbara y los municipios del norte de Intibucá, pero con condiciones normales para el resto del país.

Se espera que la época lluviosa para abril dejen 250 milímetros de agua en la región Sur Occidental, es decir, en los departamentos fronterizos con El Salvador y Guatemala.

La perspectiva climática de Cenaos establece que para junio puede haber un déficit de precipitación al inicio del mes, en los departamentos de Gracias a Dios, Olancho, El Paraíso, Colón y el norte de Francisco Morazán, y algunos municipios de Comayagua.

Mientras que para agosto las lluvias serán normales con tendencia  ligeramente debajo de lo normal para Olancho, El Paraíso, Gracias a Dios, Colón, el norte de Francisco Morazán, de Comayagua y La Paz. Mientras que arriba de lo normal para el departamento de Choluteca.

Cenaos describe que el periodo de Canícula, conocido como “veranillo”, variará de región a región, siendo más severa en las zonas sur, oriental, y central; en este tiempo habrá una disminución considerable de precipitación entre el 6 de julio y 6 de agosto.

La Canícula estaría empezando entre el 6 y 10 de julio y finalizaría a comienzos de agosto en las regiones Sur y Centro; es decir, no será prolongada, pero sí más fuerte que en otros meses de julio promedio, en especial en los departamentos de Valle, Choluteca, La Paz, El Paraíso, Comayagua y el sur de Olancho.

En el resto del país los acumulados de lluvia que se pronostican serían muy parecidos al promedio con tendencia a que puedan ser un poco por debajo del mismo.

«Con nuestro equipo de Cenaos hemos realizado un trabajo científico y podemos decir qué, según las proyecciones y perspectivas, vamos a tener un año relativamente normal; en cuanto a las lluvias será similar a otros en las condiciones climáticas», manifestó el ministro de Copeco, Ramón Soto, al presentar la perspectiva climática.

Por su lado, Juan José Reyes, jefe de Alerta Temprana de Copeco, manifestó que las analogías que se realizaron para la perspectiva climática “nos indican que tendremos una temporada lluviosa relativamente normal; sin embargo, los pronósticos generan mucha incertidumbre y pueden cambiar”. JS

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img