Caso Shalom: Concluye audiencia preliminar para exconcejal Bonilla; resolución será en 3 días

Tegucigalpa – En los juzgados capitalinos se verificó, este viernes, la audiencia preliminar para el exvicepresidente del Consejo de la Judicatura, Teodoro Bonilla, quien es acusado por la Fiscalía hondureña por el presunto delito de tráfico de influencias en el denominado caso Shalom.

– Por este mismo caso guarda prisión la jueza Liz María Núñez.

– Bonilla goza de medidas distintas a la prisión y es acusado de abuso de autoridad y tráfico de influencias en el caso conocido como «Shalom», en el que el imputado supuestamente favoreció a dos sobrinos y a una persona más que fueron acusados por la portación ilegal de armas.

La portavoz de los juzgados capitalinos, Bárbara Castillo, dijo que este viernes se desarrolló la audiencia preliminar, por lo que en un plazo de tres días se conocerá la decisión del juez, sobre si se abre el juicio oral y público o se otorga un sobreseimiento provisional o definitivo.

Al salir de los Juzgado de lo Penal de Francisco Morazán, el exconcejal Bonilla negó las acusaciones que lo ligan al caso Shalom. Dijo estar tranquilo y a la espera de la decisión que tomará el juez.

Bonilla citó que tiene 17 años de labor en el Poder Judicial y jamás ha abusado del poder, “nunca me aproveché de la Judicatura”.

Consultado sobre las escuchas telefónicas que lo incriminan en el caso Shalom, refirió que “eso se sabrá en el juicio oral y público”.

En otro apartado, expresó que “los jueces se sienten intimidades con esas reformas (Artículo 184 del Código Penal)”.

Concluyó que se debe apoyar a la jueza Liz María Núñez para que se defienda en libertad.

Relación de hechos

Cabe señalar, que paralelo al rechazo de esta impugnación, los apoderados legales de Teodoro Bonilla, sometieron a consideración de la Fiscalía, un procedimiento abreviado a favor de su representado, argumentando que el imputado se declararía culpable, a cambio que la acusación se modificara a tráfico de influencias no consumado, planteamiento que le fue denegado hace tres meses en virtud que el delito por el que está siendo procesado si se consumó y de ser modificado se podría incurrir en un fraude de ley.

Como se recordará, el caso “Shalom” se refiere a la captura y juzgamiento de varias personas en San Pedro Sula por delitos de criminalidad organizada y lavado de activos, entre ellos, dos parientes de Teodoro Bonilla, quienes fueron beneficiados con resoluciones judiciales gracias a favores solicitados por el entonces vicepresidente del Consejo de la Judicatura a las Juezas con Jurisdicción Nacional, Liz María Ernestina Núñez Cardona y Delmy Elizabeth López Paz.

Por este mismo caso, Liz María Ernestina Núñez Cardona guarda Prisión Preventiva en la Penitenciaría Nacional Femenina de Adopción Social (PNFAS) por los delitos de prevaricato y abuso de autoridad.

Contrario a ello, en el caso de Delmy Elizabeth López Paz, quien actualmente se desempeña como Magistrada de Corte de Apelaciones Civil de San Pedro Sula, se está a la espera que la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) resuelva un incidente de nulidad presentado por el Ministerio Público desde hace tres meses por la admisión de un recurso de apelación extemporáneo que presentó la parte defensora y que retrasa el avance del antejuicio promovido en su contra por los delitos de abuso de autoridad y tráfico de influencias.

Lo + Nuevo

22,585FansMe gusta
34,834SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte