Tegucigalpa – La justicia de Honduras ha reabierto un juicio por presuntos actos de corrupción contra ex funcionarios del Gobierno que presidió Manuel Zelaya, informó hoy una fuente oficial.
 

El Ministerio Público resolvió reabrir el juicio contra exfuncionarios de la administración de Zelaya tras recibir una resolución de la Sala de Apelaciones de la Corte Suprema de Justicia, dijo a periodistas la portavoz de la Fiscalía, Lorena Cálix.

La informante no dijo nombres, ni cuantos exfuncionarios serán citados nuevamente ante la justicia, pero señaló que se ha fijado el próximo día 27 para una audiencia inicial y otra de imputados.

El caso que ha sido reabierto está relacionado con la sustracción de decenas de millones de lempiras en carretilla de las bóvedas del Banco Central de Honduras (BCH), según la escueta declaración de Cálix.

Entre los implicados por la sustracción de dinero del BCH figura el exministro de la Presidencia Enrique Flores, quien siempre ha negado que haya incurrido en actos de corrupción y asegura que las acusaciones en su contra ha sido una persecución política.

Zelaya, a quien la justicia hondureña le suspendió en 2011 un juicio también por presuntos actos de corrupción cuando ejerció el poder, fue derrocado en 2009 cuando promovía una consulta popular para reformar la Constitución, lo que la ley le impedía.

Según versiones que trascendieron en su momento, parte de los dineros sustraídos del BCH servirían para la consulta popular que promovía Zelaya, quien ahora es diputado ante el Parlamento hondureño por el partido Libertad y Refundación (Libre, de izquierda), del que es coordinador general.

Cálix señaló que el Ministerio Público presentará las pruebas con los indicios racionales de la presunta participación sobre actos de corrupción en los que habrían incurrido funcionarios del fallido gobierno de Manuel Zelaya.