spot_imgspot_img

Cambiarán sistema hidrosanitario en edificio del Instituto de la Propiedad

Tegucigalpa – Los propietarios del edificio donde funciona el Instituto de la Propiedad en Tegucigalpa, comenzaron a realizar las acciones correspondientes para cambiar las tuberías del sistema hidrosanitario del inmueble, cuyo reducido diámetro y la escasa ventilación son las causas más probables de la presencia de malos olores.
 

La determinación se tomo después del informe que hicieran la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), Cuerpo de Bomberos, Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Centro de Estudios de Contaminantes (Cesco) y la Dirección General de Investigación Criminal (DGIC) y las autoridades del Instituto de la Propiedad (IP).

Según se constató, las tuberías para las aguas servidas solamente tienen de entre dos y media a tres pulgadas de diámetro, cuando lo requerido es de cuatro pulgadas como mínimo, hecho que no permite la evacuación normal de los desechos, mismos que al estar retenidos provocan la emanación de malos olores.

Además de esto, la sobrecarga de uso de los servicios sanitarios en el primer nivel por parte de empleados (cuatro sanitarios para 200 personas) hace que esta sea el área que presente mayor problema con las emanaciones.

Sin embargo de acuerdo al análisis de los especialistas, de los 200 empleados que se evaluó en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), ninguno presentó una real intoxicación debido a la presencia de un químico o gas, sino solamente presión alta, mareos, dolor de cabeza, nauseas.

Según la representante del IHSS en la comisión técnica evaluadora, doctora Marleni Montes, en Honduras no hay laboratorios que tengan los reactivos necesarios para determinar una intoxicación por gas metano, por lo que consideró irresponsable emitir diagnósticos médicos con esas conclusiones.

“Además de ello, de las nueve visitas de inspección que se realizaron, solamente en la primera los bomberos encontraron ocho partículas por millón de gas metano en tuberías que ya fueron suprimidas; de tal manera que no se trata de intoxicaciones por gas metano”, aseveró el teniente de Bomberos Manolo Laguardia.

Además del cambio en las tuberías del sistema hidrosanitario, las recomendaciones para el normal funcionamiento del edificio son las siguientes: limpieza de aires acondicionados cada ocho días en las zonas de mayor incidencia de casos, implementar un sistema de control para atender un determinado número de personas y así evitar la aglomeración y sobre carga de los sistemas, también poner en marcha dos jornadas de trabajo en el área de registro para balancear la cantidad de empleados.

Asimismo, colocar extractores en los cinco pisos del edificio y cambiar los que ya existen en los servicios sanitarios ya que los mismos no están cumpliendo su función, deben colocar deshumificadores (para quitar la humedad) en la sección de tomos del área de registro.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,055FansMe gusta
37,573SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img