spot_imgspot_img

Cámaras de vigilancia son públicas, la compra es secreta

Tegucigalpa- Marcada por un misterio al no develar el procedimiento adquisitivo, la era de las tecnologías ligadas al tema de la seguridad ha llegado a Tegucigalpa, con la colocación de cámaras de video que están siendo instaladas en semáforos e intercepciones de sus calles.
 

Aunque la instalación de las cámaras avanza a paso veloz en forma pública, el misterio que envuelve su procedencia es el relacionado en torno a la adquisición de las mismas y la operación del equipo, ya que hasta la fecha nadie sabe o nadie quiere contar a quién se las compraron, cuanto se pago y bajo que modalidad se adquirieron.

La instalación de las cámaras, ya visibles para los ciudadanos en puntos estratégicos de la ciudad, fue debatida previamente por funcionarios y oficiales de seguridad, pero ninguna instancia oficial informó sobre la operación de compra. Cómo se había hecho y quién contraloría las mismas.

Únicamente se conoce que se buscan instalar hasta 800 cámaras en la capital y que posteriormente se extenderá dicha infraestructura a San Pedro Sula, La Ceiba, Roatán, Juticalpa y otras ciudades importantes del país.

La medida tiene en propósito de ayudar a las fuerzas policiales a contrarrestar los altos niveles de violencia que azotan a Honduras y que le han dado el nada honroso título del país más violento del mundo, fuera de las zonas de guerra, según Naciones Unidas.

El sistema de cámaras de seguridad ha sido instalado en países como Guatemala, México, Estados Unidos, Israel y Colombia.

Proceso Digital consultó con varios sectores de la sociedad, la mayoría ve favorable la medida, aunque no están tan convencidos que el mecanismo por si mismo reducirá los altos niveles delictivos del país.

Técnicos Israelíes

De lo poco que se conoce del proyecto es que será manejado por la Secretaría de Seguridad, pero que es instalado y administrado por técnicos israelíes.

Lo anterior fue confirmado por el portavoz de la Secretaría de Seguridad, Héctor Iván Mejía, quién estimó que el 42 por ciento de las 800 cámaras ya están instaladas en Tegucigalpa.

El vocero dijo desconocer el costo del proyecto y el nombre de la empresa que les proporcionó.

“Sólo sé que esa es una decisión de Estado y del gobierno, desconozco quién es el proveedor, con quién hizo la negociación el gobierno, pero si están trabajando israelitas como técnicos”, aseveró.

Pero no solo la Policía desconoce el favorecido con la compra, sino que también a nivel de Congreso Nacional.

Según el diputado Germán Leitzelar, se desconoce quién es el proveedor de las cámaras, ya que es un mecanismo operativo de carácter técnico que solamente requieren de la capacidad financiera para poderlas adquirir y los operativos de ubicarlas en los lugares estratégicos a fin de generar seguridad.

“El Congreso Nacional no interviene en eso, las compras que se puedan haber realizado tienen que ser por vía del Poder Ejecutivo, incluso eso está en el presupuesto de forma general para los requerimientos que la seguridad tenga”, sostuvo.

Señaló que la medida servirá de apoyo para los agentes policiales, porque va a permitir identificar en muchos casos a personas que estén cometiendo algún ilícito o delito de cualquier naturaleza.

Lo que sí se sabe es que el contrato se otorgó de manera directa, sin licitación.

Mejía explicó que “el sistema opera las 24 horas del día, es un sistema inteligente que no solamente graba las actividades que se desarrollan en una área que está siendo supervisada de manera electrónica, sino que también se le pueden incorporar sistemas amigables para poder auditar la efectividad de maniobra en relación al momento que el ciudadano ponga la denuncia en un número 911”.

Añadió que las pruebas podrán ser utilizadas en un tribunal por parte del Ministerio Público y los técnicos podrán presentarse en calidad de testigos.

Dudas

Para el caso, la ciudadana Angélica Gómez opinó que “la medida es buena, pero no se puede confiar en la misma porque de seguro, las mismas autoridades la van a manejar y ellos pueden tener evidencias de algún crimen y no lo van a reportar si compañeros suyos están involucrados, ya que de alguna manera están mezclados con el crimen”, señaló.

Angélica Gómez consideró que “los ladrones o sicarios que no tienen ningún nexo con autoridades van a tener más precaución en delinquir, lastimosamente también hay delincuentes van a saber donde estarán ubicadas estas cámaras”.

Honduras vive actualmente una profunda crisis al salir a flote que algunos oficiales y agentes de la policía están involucrados en crímenes, asaltos, extorsiones, robo de armas, sicariato y otros delitos.

Para combatir ese flagelo, a propuesta del Ejecutivo, el Congreso Nacional aprobó la Ley de Reforma a la Seguridad Pública, instrumento que servirá para intervenir y modernizar la Policía, el Poder Judicial y la Fiscalía, la cual será supervisada por una Comisión de Reforma.

Licitación

En torno a la adquisición de las cámaras de seguridad, la magistrada presidenta del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), Daysi de Ancheta, dijo que ese ente contralor, realizará una investigación para establecer si hubo licitación en la adquisición del sistema de seguridad.

“Nosotros no hemos escuchado ninguna licitación de las cámaras, entonces si no hemos escuchado ninguna licitación de las cámaras, quiere decir que esta fue una venta privada, porque no ha trascendido y no ha ocurrido una compra de emergencia”

La funcionaria explicó que la Ley de Contratación del Estado, es clara en su contenido y la Secretaria de Seguridad tendrá que enviar y responder un oficio que envió el Tribunal sobre la compra.

“Hemos pedido las compras de emergencia y las contrataciones directas, ahí tendrán que rendir eso porque no ha sido una licitación, porque nadie en el país lo sabía”, reiteró.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,517SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img