spot_img

Camacho, segundo «trofeo político» que cae por la crisis de 2019 en Bolivia

Por:

Compartir esta noticia:

La Paz – El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quien desde la crisis de 2019 asumió una férrea oposición contra el Gobierno y el Movimiento al Socialismo (MAS), se convirtió este miércoles en el segundo «trofeo político» que es detenido bajo el proceso «golpe de Estado I».

Camacho, abogado de profesión y empresario, nació en 1979 en la ciudad de Santa Cruz, hizo parte de la organización Unión Juvenil Cruceñista y luego pasó a liderar el Comité Cívico de la región más próspera de Bolivia.

En 2019 Camacho lideró las protestas que exigían la renuncia del entonces presidente Evo Morales a la presidencia, por denuncias de fraude electoral a su favor en los fallidos comicios de ese año.

Precisamente fue en ese año que el líder opositor ganó protagonismo con un discurso radical y con promesas como que llevaría a Dios «de vuelta» al Palacio de Gobierno o el federalismo, cuestión que apoyan muchos en Santa Cruz.

En 2020 para las elecciones generales Camacho se postuló a la presidencia con la alianza política Creemos, integrada por el Partido Demócrata Cristiano y la Unidad Cívica Solidaridad.

Posteriormente, el 3 de mayo de 2021 llegó a la Gobernación de Santa Cruz, motor económico de Bolivia, de la mano de su partido Creemos, la segunda fuerza opositora en el Parlamento.

Desde ese cargo, Camacho ha liderado varias iniciativas y manifestaciones como paros y huelgas en contra de distintas medidas del Gobierno de Luis Arce.

La última de ellas fue por la decisión del Gobierno de aplazar el censo de población y vivienda para 2024, el cual debió realizarse en noviembre de este año.

Santa Cruz, luego de dos huelgas, decidió en un cabildo ciudadano liderado por el propio Camacho ir a un paro indefinido que duró 36 días, por lo que la Fiscalía le abrió varios procesos junto a los líderes cívicos de esa región por las cuatro muertes, destrozos y pérdidas económicas que dejó la medida de presión en esa región.

Además, Camacho despertó el rechazo y la molestia de los oficialistas al reabrir el debate sobre el federalismo.

En un cabildo ciudadano, en medio del paro indefinido, se planteó delegar al comité cívico cruceño «la convocatoria a una comisión constitucional» que «revise la futura relación política de Santa Cruz con el Estado boliviano».

«Golpe de estado»

Luis Fernando Camacho fue detenido este miércoles en la ciudad de Santa Cruz en un operativo policial que ha sido calificado por diferentes líderes opositores y seguidores como un «secuestro», pues hasta el momento no se conoce a qué ciudad será trasladado y solo varias horas después las autoridades confirmaron que la aprehensión corresponde al caso «golpe de Estado I».

En noviembre de 2020 la exdiputada del gobernante MAS Lidia Patty presentó una demanda en la Fiscalía por el delito de terrorismo por los hechos relacionados a la crisis de 2019 y que derivaron en la renuncia de Evo Morales a la Presidencia, quien denunció ser víctima de un «golpe de Estado».

La denuncia fue en contra de varios políticos opositores como Camacho, su padre, José Luis Camacho, y la expresidenta interina Jeanine Áñez.

Áñez está detenida desde marzo de 2021 y en junio de este año fue sentenciada a 10 años de prisión por el caso «golpe de Estado II» bajo acusaciones de resoluciones contra la Constitución e incumplimiento de deberes por situarse ilegalmente en línea de sucesión presidencial, proceso que surgió a instancias del denominado «golpe de Estado I».

La expresidenta interina considera ser una «presa política» y dice que su encarcelamiento es como un «trofeo» del MAS y de Morales.

El Comité Cívico de Santa Cruz, la propia Gobernación y los seguidores de Camacho ya han advertido con tomar medidas judiciales e, incluso, ir a un cabildo para exigir la liberación del líder opositor, mientras este miércoles ya se registran fuertes enfrentamientos en la capital de esa región. AG

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img