spot_imgspot_img

Bill Gates, «el más generoso del planeta», repite segundo puesto en Forbes

Nueva York – El multimillonario estadounidense Bill Gates, considerado por la revista Forbes «el hombre más generoso del planeta», repite este año como la segunda mayor fortuna del mundo, entre el mexicano Carlos Slim y su compatriota Warren Buffet.
 

Presidente y cofundador del gigante informático Microsoft, Gates vuelve a ocupar el segundo puesto del famoso ránking con una fortuna estimada en 61.000 millones de dólares, 5.000 millones más que el año anterior.

Gates logró así aumentar su patrimonio por tercer año consecutivo y acercarse más en la lista a Slim, quien le superó por primera vez en 2010 y del que ahora le separan 8.000 millones de dólares.

Pese a lo mareante de las cifras y a sus 56 años, Gates, quien lideró junto a Steve Jobs (Apple) la revolución de los ordenadores personales, se centra ahora exclusivamente en su labor filantrópica a través de la fundación que lleva su nombre y el de su mujer.

Gates dejó en 2000 de ser el consejero delegado de Microsoft para crear la Fundación Bill y Melinda Gates, considerada la mayor ONG del mundo, la cual lleva a cabo numerosos proyectos de lucha contra la pobreza y las enfermedades en el tercer mundo.

William Henry Gates nació el 28 de octubre de 1955 en Seattle (Washington) en el seno de una familia acomodada y desde muy joven se interesó por la informática.

En el colegio formó parte de un grupo de programadores adolescentes en el que conoció a su amigo Paul Allen.

El muchacho tímido, con el pelo revuelto y gruesas gafas que de joven no llamaba la atención de las chicas se matriculó en 1973 en la prestigiosa Universidad de Harvard, pero nunca llegó a graduarse, ya que en vez de estudiar se dedicó a crear una nueva versión del lenguaje de programación Basic.

Gates y Allen fundaron en 1975 Microsoft en Albuquerque (Nuevo México), cuatro años después se trasladaron a Seattle y finalmente en 1986 a la pequeña localidad de Redmond, en el estado de Washington, donde la firma tiene su sede.

Tras el éxito de su versión de Basic, la compañía recibió en 1980 una oferta de IBM para escribir el MS-DOS, el nuevo lenguaje de programación de su nuevo ordenador personal cuyos derechos Gates se negó a ceder al cliente, una decisión que le hizo multimillonario.

Cinco años después, Microsoft marcó otro hito en su historia con el lanzamiento del sistema operativo Windows, del que desarrolló hasta nueve versiones y con el que actualmente funcionan la mayoría de las computadoras personales en todo el mundo.

Ya en la cresta de la ola, Gates optó en 2000 por distanciarse de los negocios y centrarse en la filantropía mediante su fundación, que creó en 1994 y a la que luego añadió el nombre de su mujer.

El matrimonio poco a poco empezó a recaudar fondos de donantes públicos y privados para sus iniciativas destinadas a erradicar la pobreza, ampliar las oportunidades de educación y mejorar el acceso a la atención sanitaria y a la tecnología de la información a las comunidades más desfavorecidas del planeta.

La Fundación Bill y Melinda Gates fue distinguida en 2006 con el premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional por su ejemplo de generosidad en la lucha contra las enfermedades y las injusticias.

Ese mismo año Gates anunció que en 2008 iba a abandonar sus tareas diarias en Microsoft para dedicarse por completo a la filantropía y cedió su puesto de presidente a Steve Ballmer, que este año se sitúa en el número 44 del ránking de Forbes, con 15.700 millones de dólares.

Dos años después, estableció al lado de su amigo Warren Buffett la iniciativa The Giving Pledge, por la cual un pequeño grupo de magnates se comprometió a donar en vida la mitad de sus fortunas a causas benéficas, al que ya se han sumado unos 70 multimillonarios.

Gates, un firme defensor de la idea de que deben ser los más afortunados los que más contribuyan a ayudar a los más pobres, destacó el éxito de su labor filantrópica cuando a principios de enero en India se cumplió un año sin registrar un solo caso nuevo de polio gracias al dinero invertido por su fundación en programas de erradicación.

«Éste es un hito mayúsculo», aseguró en aquella ocasión el magnate, que también presume de haber logrado recaudar 4.300 millones de dólares para obtener una vacuna contra la malaria que ha obtenido excelentes resultados en sus primeros ensayos.

Gates, casado desde 1994 con Melinda, tiene tres hijas y lleva una vida tranquila en su casa de Washington.
spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,572SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img