Tegucigalpa – La educación, la inversión y la innovación son claves para avanzar hacia un modelo más incluyente y reducir la pobreza en Honduras, dijo el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el país, Eduardo Almeida.

En su opinión, el primer desafío de Honduras es lograr un «desarrollo económico», pero lograrlo requiere generar inversión y fortalecer la educación.