spot_imgspot_img

Beatificación de monseñor Romero es un regalo para toda América: Padre Víctor Ruiz

Tegucigalpa- La beatificación de monseñor Oscar Arnulfo Romero, primero es un regalo para toda América, porque se trata de un mártir de nuestro tiempo y que le dio respuesta a su vocación profética, a su vocación cristiana y su vocación pastoral, dijo a Proceso Digital el sacerdote hondureño Víctor Ruiz.

 

-Feligresía católica hondureña coincide que la beatificación de monseñor Romero es una bendición para Centroamérica.

 

Según el presbítero, esta es una respuesta digna de imitar en este tiempo porque el denunciaba las injusticias, estaba a favor de la verdad, de los pobres y más necesitados.

 

 Agregó que su lucha estaba bien centrada a la luz del evangelio y no una lucha arbitraria o ideológica, poniendo el estandarte de la cruz sobretodo, convirtiéndose en un mártir así como lo hizo el señor Jesús.

 

“Entonces es válido reconocer que encontremos en nuestro país vecino, El Salvador, a San Romero de América porque el hecho que sea beato quiere decir que en cualquier momento puede ser llevado a los altares y ser reconocido como santo de la iglesia, de una iglesia particular en El Salvador,  una iglesia regional a nivel centroamericano y porque no una iglesia a nivel latinoamericano, sobretodo porque el sistema socioeconómico y político de nuestros países tienen tantas semejanzas”, acotó Ruíz.  

 

Agregó que “entonces que la iglesia aparezca con una voz como la de monseñor Romero, significa que la iglesia tiene esa injerencia que representa esa voz de los sin voz y que fluye como una alternativa porque la iglesia no solo se puede ver en el ámbito espiritual, sino a partir de esa misma fuerza que recupera y levanta a los más necesitados, a los más desposeídos, a los desvalidos, eso era monseñor”.

 

El religioso manifestó que hoy es un día especial para los salvadoreños y centroamericanos. “Hoy se le quiere dar un reconocimiento primero como mártir, luego como beato y esperemos que muy pronto canonizándolo y convirtiéndose en santo”, concluyó.

 

Proceso Digital también consultó con los ciudadanos de a pie y que son feligreses católicos, sobre su opinión de la beatificación de monseñor Romero.

 

Carlos Ramos -Monseñor Romero es un ejemplo de lucha en defensa de los derechos humanos. Ofrendó su vida por aquellos que se encontraban sometidos ante un régimen, que es como una tendencia en la actualidad en muchos países del mundo, en particular en Latinoamérica. Romero vivió el evangelio en todo su esplendor siendo un referente de humildad, valor y vocación.

Rosy Cerrato- La beatificación de monseñor Oscar Arnulfo Romero es una lucha de mucho tiempo atrás que hemos tenido los católicos y es un proceso que gracias al papa Francisco se ha acelerado. El decreto lo aprobó por reconocer el martirio que vivió monseñor Romero asesinado por el odio a la fe, luchador de los derechos humanos.

Marvin Cruz- Puedo decir que es una gran bendición para la Iglesia en la región en particular y de América en general.

Carolina Peña- Todas las personas que quieren un trato mejor para el pueblo son perseguidas y castigadas. Consideró que está bien que se le reconozca a Monseñor Romero la labor que realizo por su pueblo. Gran defensor de los derechos humanos acto que le ocasiono la muerte tan solo por alzar su voz contra la injusticia social. Estoy contenta y de acuerdo con su beatificación, él es un mártir y solo me recuerda que el primero en no estar de acuerdo de cómo se dirigía el mundo fue nuestro Señor Jesucristo y también lo mataron, con la diferencia que él es nuestro Salvador y era parte del plan perfecto de Dios.

Miguel Barahona- Me parece muy acertada, personas como él, son dignas de imitar, hacen falta más santos para que podamos cambiar el rostro de nuestra cultura y humanidad,  y que sirvan de ejemplo para las futuras generaciones.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,502FansMe gusta
39,477SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img