Bogotá.- El Gobierno colombiano demolió hoy en distintas ciudades del país 52 casas y otros locales usados para el comercio de drogas ilícitas, en la primera jornada de una campaña ordenada por el presidente Juan Manuel Santos para mejorar la seguridad ciudadana, informaron fuentes oficiales.
 

Al hacer un balance del día, el ministro colombiano de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo que también fueron registrados 233 bienes inmuebles y detenidas 278 personas que controlaban esos lugares.

Pinzón detalló que las demoliciones comenzaron en Bogotá y luego se hicieron en capitales como Cúcuta (noreste), Medellín (noroeste) y Bucaramanga (noreste), entre otras ciudades colombianas, aunque no se detalló cuántas en cada sitio.

La ubicación de esos lugares de comercio de drogas se logró mediante labores de inteligencia de la Policía Nacional, según señaló el ministro, que también resaltó las denuncias de la ciudadanía.

«De los 52 bienes demolidos en todo el país, 14 fueron destruidos por solicitud de los mismos propietarios, de acuerdo con información de la Policía Nacional», subrayó Pinzón.

Agregó que con esas acciones se avanza en la estrategia integral contra el delito del tráfico de drogas y señaló que en ese empeño ya fueron intervenidos 77 lugares de venta de drogas ilícitas en 20 ciudades colombianas.

«Ahora empezamos a atacar los expendios de estupefacientes y para lograr mejores resultados necesitamos la colaboración de la ciudadanía para denunciar estos sitios», agregó.

La jornada comenzó cuando el presidente Santos asistió en Bogotá a la demolición de la primera construcción utilizada como punto de venta minorista de drogas ilícitas, lo que definió como una «cruzada» por la seguridad ciudadana.

En el barrio Rincón San Cayetano, en el sector capitalino de Suba, Santos señaló que la casa demolida había sido objeto de cinco operaciones policiales desde 2008, pero los delincuentes volvían a tomarse el lugar para vender drogas y cometer otras actividades ilegales.

Según la Policía ya fueron identificados en diferentes ciudades del país 92 de esos puntos de venta de drogas que serán demolidos en los próximos días.