spot_imgspot_img

Apóstol Naasón Joaquín García: Celebración Santa Cena en memoria del sacrificio que Jesucristo hizo por la humanidad

San Bernardino, California – La Iglesia La Luz del Mundo celebró la primera Santa Convocación internacional USA 2018, en memoria del sacrificio redentor del Señor Jesucristo, en San Bernardino California, donde se dieron cita, más de 100 mil fieles delegados procedentes de 50 estados de los Estados Unidos, Canadá, Europa, Australia y del área metropolitana de la ciudad de Guadalajara, Jalisco, México. 

El día cúspide de la Celebración de la Santa Cena, fue el 14 de febrero, la asistencia superó las expectativas del número de asistentes en el Glen Helen Amphitheater, San Bernardino, California más de 100 mil, cristianos participaron, con fervor y grande fe de la Santa Cena que dejo instituida el Señor Jesucristo, acontecimiento solemne presidida por el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García.

La festividad inició con un programa especial de alabanzas, luego llegó el tiempo de meditación y adoración a Dios, posteriormente el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, con su mensaje apostólico oficializó la Santa Cena del Señor en memoria del sacrificio redentor que el hijo de Dios hizo por la humanidad.

El Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, destacó: «La Santa Cena fue instituida por Jesucristo, encomienda dada a sus apóstoles, para que tengamos comunión con el cuerpo de Cristo, cuando Cristo dijo: Tomad comed esto es mi cuerpo, que por vosotros es partido, la copa de bendición que bendecimos, es la comunión con Dios, existe una unión el pan y el vino, ese pan es bendecido por su hermano Naasón, porque Cristo me ha dado esa facultad de bendecir el pan y la copa, y al participar somos un cuerpo en  Cristo, es un mandamiento que dejo Jesucristo, haced esto en memoria de mí».

santa cena

El Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García agregó: «La hora ha llegado de participar de la comunión con el cuerpo y la sangre de Cristo, esta es una revelación importante de Dios y es para perdón de pecados, por la autoridad que Cristo me ha dado, bendecir estos elementos, es una acción divina y al participar nos unimos al cuerpo de Cristo en perfecta comunión, con reconocimiento, celebramos la Santa Cena en memoria del sacrificio redentor que Jesucristo hizo por la humanidad».

En seguida llegó el momento de la bendición del Pan y el Vino, elementos consagrados por el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, en cumplimiento al mandamiento dado por Cristo a sus apóstoles, momentos en que la Iglesia participante elevaba plegarias a Dios, al participar de este acto tan solemne de conformidad, como lo instituyó Jesucristo, Fundamento y Fundador de la Iglesia, “Haced esto en memoria de mí” (1 Cor. 11:23).

El pastor evangelista Samuel Gray, dijo: “Durante el evento la presencia del Apóstol de Jesucristo fue primordial entre los jóvenes y niños asistentes, ya que con su mensaje les animó a encauzarlos para un noble propósito de fe, a ser ejemplo de auténticos cristianos y verdaderos ciudadanos, en sus países de procedencia y contribuir con la encomienda universal, la promesa de prosperidad que Dios ha dado al Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, la cual consiste en anunciar al mundo entero el Evangelio de nuestro Señor y Salvador Jesucristo”.

congregación

Joram Núñez, vocero de la iglesia, dijo; “Para la iglesia La Luz del Mundo, la Santa Cena, es el evento sagrado más importante que se realiza con el objetivo de cumplir el mandamiento ordenado por el Señor Jesucristo a sus Apóstoles, quien dijo: “Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí”. (Sagrada Biblia, 1a. Corintios 11:24).

Por su parte Geovani Chacon, director de Logísticas de la Iglesia La Luz del Mundo y presidente de la Plataforma de Profesionistas destaco la numeraria del evento de la primera Santa Convocación lnternacional en Estados Unidos febrero 2018.

Al menos 2,500 voces de coro unidos cantaron para la gloria de Dios, himnos a capella, en varios idiomas.

La festividad se realizó en un ambiente de fe, paz espiritual, amor, respeto, orden, solemnidad y gran demostración de fraternidad y fervor cristiano.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img