Tegucigalpa – Miembros de la organización civil Alianza por la Paz y la Justicia (APJ), se mostraron complacidos con la renuncia del fiscal general, Luis Rubí, y dijeron que no esperan que se le premie enviándolo a una embajada como ha trascendido en las últimas horas.
 

– Asimismo demandan la renuncia del fiscal adjunto, Roy Urtecho, porque según ellos es parte del problema en el Ministerio Público.

El integrante de la APJ, Josué Murillo, dijo que esperan que las cosas mejoren en la Fiscalía hondureña y que se fortalezca la institucionalidad del Estado.

“Es la hora que el fiscal adjunto (Roy Urtecho) renuncie, es lo más recomendable porque él es coparticipe de todo lo que ha sucedido”, afirmó.

Agregó que “esperamos que no se le premie al fiscal Rubí con una embajada como se está rumorando, ni tampoco con un puesto político, es el momento de deducir las responsabilidades contra las personas que han incumplido con su deber”.

Dijo que en el Congreso Nacional un grupo de diputados se le acercó para decirle que a los diputados que han incumplido con su deber hay que someterlos a un juicio penal, aunque en la realidad “hay un doble discurso”.