spot_imgspot_img

Apagón genera incertidumbre nacional; anuncian racionamientos

Tegucigalpa – El apagón que dejó sin energía eléctrica al 80 por ciento de Tegucigalpa, la capital de Honduras, así como a otras zonas hondureñas, provocó incertidumbre y un estado de alerta entre una población que en las últimas semanas ha sido sacudida por centenares de muertes y siniestros de grandes magnitudes.
 

– La caída de cinco torres que se encuentran en La Travesía producto de actos vandálicos generó incertidumbre entre la población

Este lunes, en horas del mediodía se reportó el corte del suministro de energía en la mayor parte de la ciudad capital, hecho que generó un interminable tráfico vehicular y pérdidas millonarias a la economía del país.

Reportes oficiales dieron cuenta inicial de un sabotaje. Un portavoz de la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), indicó que el presunto robo de unos pernos de una torre que se ubica en el sector de La Travesía, produjo la caída de esta, que a su vez estimuló el derrumbamiento de otras cuatro, lo que dejó sin el servicio eléctrico a una buena parte de la ciudad.

El daño fue ocasionado en una torre de doble terna y que sirve de soporte a las líneas de transmisión que se vinieron abajo como efecto dominó de la acción criminal.

Igual a que La Travesía fueron afectadas las sub estaciones de Santa Fe, La Leona, La Travesía, Suyapa y Pueblo Nuevo.

Otras comunidades aledañas a la capital hondureña como Santa Lucia, Valle de Ángeles y Zamorano también se quedaron sin energía.

Además, las cinco torres caídas son las que sirven de enlace con el servicio de energía que viene de la represa hidroeléctrica Francisco Morazán (El Cajón) y que provee del servicio al 80 por ciento de la demanda capitalina, así como al departamento de Olancho y la ciudad de Danlí.

El otro 20 por ciento del servicio energético capitalino viene de la subestación de Choluteca, por lo que éstos no sufrieron corte en el suministro de energía.

Inmediatamente al “apagón”, el presidente del sindicato de trabajadores de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (STENEE), Miguel Aguilar, salió al paso para manifestar que se trataba de una falla técnica y que trabajaban para recobrar el suministro de energía.

Gerente de la ENEE confirma actos vandálicos

Apenas unas horas de haber asumido sus funciones al frente de la gerencia de la ENEE, Emil Hawit, llamó a la ciudadanía a conservar la calma a la vez que garantizó un trabajo sistemático para resolver el problema.

Asimismo aclaró que no se trata de un proceso corto y anunció que se podría requerir racionamientos en horas pico mientras se lleven a cabo los trabajos en las torres caídas.

Pidió a la población que se mantenga tranquila ya que se realizan todos los esfuerzos técnicos para recobrar la estabilidad energética en la ciudad.

“El equipo técnico de la ENEE establece que se trató del robo de pernos lo que produjo la caída de las torres, se investigará para saber los orígenes. Se trata de daños grandes a la economía”, dijo el ministro Hawit en conversación con Proceso Digital.

Expresó que los trabajos durarán más de 15 días. “Tenemos que hacer un buen trabajo a pesar que se trata de una emergencia. Nos podríamos tardar más de dos meses, pero no significa que estaremos todo ese tiempo con racionamientos” aclaró.

“Tengan confianza porque hay buenos técnicos en el país, me lo demostraron hoy con la restauración de la energía a pesar de la caída de cinco torres. Hay un estimado de entre 10 a 15 millones de lempiras en pérdidas, pero eso lo confirmaremos en un informe que emitiremos mañana”, explicó Hawit.

Asesor de la ENEE: “No fue sabotaje, fue vandalismo”

Entre tanto el asesor técnico de la ENEE, Percy Buck, manifestó que prefiere no llamar a las acciones sabotaje “porque hay que hacer las investigaciones, lo que sí puedo asegurar es que se trata de vandalismo”.

Agregó que “nos robaron piezas vitales de las torres que llegan a Tegucigalpa, de aquí cerca de la línea Cajón-Suyapa. Al robarse las piezas de las partes bajas, las torres se debilitan y con los fuertes vientos se vinieron abajo”.

Además dijo que debido al problema suscitado este lunes probablemente se tenga un bajo voltaje en algunas horas, pero se trabaja en solucionarlo

Asimismo descartó explosiones en el lugar ya que personal de la empresa eléctrica trabaja en el lugar y descartaron ese tipo de ataques.

Habrá racionamientos por 15 días en horas pico

Mientras tanto, el sub gerente técnico de la ENEE, Leonardo Deras, anunció que habrá racionamientos por quince días a partir de este martes, de ser necesarios en las horas pico, entre las once a una de la tarde y las cinco a siete de la noche.

Expresó que en caso de ser necesario se estaría implementando en varios sectores de la ciudad capital. “Queremos asegurar el suministro de energía y dar prioridad a los hospitales, batallones, industrias, comercios y oficinas”, acotó Deras.

Reveló que cada torre cuesta 50 mil dólares, pero lo más preocupante son los daños que se producen a la economía nacional.


Matías Funes: “Sí es sabotaje hay que verlo con cuidado”

Para el analista nacional, Matías Funes, el apagón lo tomó por sorpresa. “Sí se trata de un sabotaje hay que verlo con mucho cuidado, tomando en cuenta todo lo que está sucediendo en el país, que es un país que se volvió altamente inseguro. No sé cuál es el origen, pero hablar de un sabotaje se trata de una cosa seria en Honduras” manifestó.

“Sólo recuerdo algo” -prosiguió Funes- “que sucedió en los años 80 con la planta eléctrica aquí por Suyapa, pero esa vez eran razones eminentemente políticas, lo de hoy tendrá que ver con otro tipo de actitudes. Lo veo con mucha preocupación y sí a esto le agregamos los últimos acontecimientos que no están del todo esclarecidos, especialmente lo del centro penal de Comayagua, la situación es sumamente preocupante”.

Señaló que es un tema de seguridad nacional que nos involucra a todos. “Habría que ver sí es sabotaje y de dónde procede. De confirmarse traería enormes pérdidas y más inseguridad”, expresó.

“Racionamientos controlados”

El jefe de operaciones de la ENEE, José Moncada, aclaró que en caso de llevarse a cabo los racionamientos serán solo en Tegucigalpa, por lo que recomendó un uso racional de energía.

También dijo que este martes se hará un levantamiento topográfico para elevar las líneas y tratar de no tener racionamientos. “Mañana haremos el programa de las zonas donde quitaremos la energía, sería un racionamiento controlado, pero lo estaríamos anunciando en el transcurso del día. Que la gente no se desespere que la energía la van a tener”, prometió Moncada.

Por su parte, el empresario Jimmy Dacarett, condenó enérgicamente lo ocurrido. “Tuvimos tremendas pérdidas, los racionamientos anunciados serían fatales para nosotros, no estamos preparados en la pequeña empresa para hacerle frente a los racionamientos”.

Presidente del STENEE dice que no es tan grave

Pese a que inicialmente advirtió de la gravedad de lo ocurrido e incluso llamó hasta a las Fuerzas Armadas a mantenerse en alerta y proteger la represa hidroeléctrica de El Cajón, horas después el presidente del STENEE, Miguel Aguilar, cambió su discurso y dijo que la situación no es tan grave como lo están pintando algunos funcionarios de la estatal eléctrica.

“Vamos a necesitar las cuadrillas de Tela y Cañaveral para que nos ayuden con los servicios de emergencia que se necesiten en el lugar. No queremos que se disparen a decir que habrá racionamientos, fue peor la situación que vivimos durante el huracán Mitch y logramos salir avante”, dijo Aguilar.


“Tengo fe que vamos a buscar los mecanismos para descartar los racionamientos. Pedimos a la población que colabore denunciando a los que le roban al Estado y provocan este tipo de emergencias”, puntualizó.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,531SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img