spot_img

Alerta por el deterioro en la inversión extranjera

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa (Por Lilian Bonilla) – La Inversión Extranjera Directa (IED), de Honduras ha sufrido su mayor contracción en los últimos años, y no hay indicios de que haya mejoría porque el ambiente de mercado en el país no parece favorable.

– Autoridades deben atender mensajes y tomar lo positivo para mejorar y poder atraer inversión, recomiendan especialistas.

– Sin nueva inversión será imposible la generación de nuevos empleos.

Antes del 2018 el promedio de IED en Honduras, llegaba a los 1,500 millones de dólares, pero de esa fecha a la actual ha retrocedido de manera considerable.

El deterioro es tal que las proyecciones optimistas para el presente año, apuntan a que apenas el país alcanzará una recepción de 700 millones de dólares.

Expertos consultados lamentan este tipo de capital que teóricamente es generador de desarrollo en los países que la reciben, y es de especial importancia en economías emergentes, como la hondureña, este en niveles tan bajos y recuerdan que hay serias advertencias como la del Departamento de Estado de Estados Unidos y otros organismos internacionales que no se están atendiendo.

Cifras IED

Según el Banco Central, -Informe de Balanza de Pagos, Posición de Inversión Internacional y Deuda Externa Inversión Extranjera-; entre enero y marzo de 2022 las transacciones entre inversionistas extranjeros y empresas de Inversión Extranjera Directa (IED) ubicadas en Honduras resultaron en un flujo neto positivo de 330.5 millones, de dólares mostrando un crecimiento de 15.0 % con relación al mismo período del año anterior, lo que se debe a una mayor reinversión de utilidades de las empresas de IED y a otros instrumentos de inversión directa.

Las empresas de IED reinvirtieron utilidades por un monto de 291.6 millones, mostrando un alza de 8.2 millones de dólares frente a lo reportado en similar lapso de 2021.

Dicho comportamiento fue reflejo de un mayor nivel de ingresos de las empresas de IED, tanto en el mercado local como en la exportación de mercancías generales y Bienes para Transformación.

No hay capital nuevo casi todo es reinversión

Como se puede apreciar en las cifras el mayor porcentaje en IED, corresponde a la reinversión, mientras el capital nuevo no está llegando, y por ello el deterioro en el total de la Inversión Extranjera Directa es notorio.

La expresidenta del colegio de economistas, Liliana Castillo, dijo a Proceso Digital, después de que se recibían en IED entre 1,100 a 1,200 millones de dólares, los últimos años ha venido disminuyendo a solo recibir entre 500 y 600 millones de dólares, que es lo que se esperaría también para este año.

“La mayoría de esa Inversión Extranjera de la que se habla, son reinversión de utilidades, en promedio el 70 % del valor es reinversión de utilidades, o sea que prácticamente capital fresco no ha habido mucho”, agregó.

El país necesita más recursos frescos porque esos son los que van a venir a crear nuevas empresas y a generar nuevos empleos, porque las empresas ya constituidas lo que  empiezan es a generar utilidades y generalmente mantienen el mismo nivel de empleados y solo están reinvirtiendo, adicionó.

La economista Liliana Castillo.

Las cifras muestran que es una realidad que casi no hay capital nuevo según el BCH en cada una de las actividades económicas a marzo de 2022, la actividad económica con mayor captación de flujos netos de IED fue la industria manufacturera con 142.9 millones de dólares.

Esa cifra combina -en su mayoría- reinversión de utilidades de sociedades residentes ya constituidas e ingresos por pasivos de filiales (principalmente anticipos de exportaciones de café) y recuperación neta de cuentas por cobrar de empresas hondureñas dedicadas a la elaboración de bebidas con sus inversionistas directos o empresas emparentadas del extranjero.

A la manufactura le siguieron las actividades financieras y seguros, al sumar un monto de 92.3 millones en el primer trimestre, del que la reinversión de utilidades fue el mayor aportante con 78.9 millones y los restantes 13.4 millones de dólares, fueron adquisiciones de participaciones de capital.

Mientras, las empresas de IED dedicadas al comercio, hoteles y restaurantes generaron un total de 53.8 millones de dólares y la actividad de electricidad, gas y agua registró un valor de IED de 24.2 millones de dólares, conformado en su mayoría por la reinversión de utilidades de empresas generadoras de energía eléctrica con fuentes renovables.

En el índice de medición de competitividad 2022 del Instituto de Competitividad ADEN, 2022, Honduras obtuvo la posición 57.4 una de las tasas más bajas en América Latina.

¿Por qué no hay nuevas inversiones?

El informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos, denominado “Declaraciones de Clima de Inversión 2022”, es bastante claro y apunta que, la corrupción, el crimen, deficiencia en la infraestructura y un estado de derecho débil o inexistente, son las causas por las que Honduras no puede atraer más inversión privada.

A criterio del expresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Amílcar Bulnes, en Honduras no se están haciendo las cosas bien porque se puede ver en una franja pequeñísima como es Centroamérica, en la misma zona, mismo clima, mismo horario entre otros ¿Y por qué los inversionistas no vienen a Honduras, sino que se van a donde el vecino?, cuestionó.

Seguidamente indicó que los inversionistas se van a los países vecinos porque las condiciones no son las mismas, por ejemplo, en Guatemala y Costa Rica hay mejor clima de inversión.

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Rafael Medina, remarcó que todas las noticias de corrupción son negativas para el país, por eso se necesita seguir combatiendo la corrupción e impunidad y así atraer inversión extranjera.

El ejecutivo empresarial señaló que es imperativo atraer inversión nacional y extranjera, particularmente en rubros como la construcción, agricultura y ganadería que son altos generadores de trabajo en el país.

A criterio de Lilian Castillo, la falta de inversión extranjera tiene que ver mucho con “la desconfianza que existe entre los agentes económicos para invertir en el país debido a la debilidad institucional que ha prevalecido en los últimos años y que continúa”.

Aunado a eso la mala imagen que tiene el país con el tema de la corrupción y la narcoactividad, entonces los inversionistas no quieren venir porque no hay reglas claras, se cambian las reglas y se ha debilitado el estado de derecho, “la incertidumbre es la clave porque en base a eso se genera la desconfianza tanto en los inversionistas extranjeros como nacionales”, añadió.

En ese sentido los expertos coinciden que la seguridad jurídica y el deterioro del estado de derecho, son claves principales para el deterioro de la inversión extranjera, y el debilitamiento en del nuevo capital no ha permitido impulsar el crecimiento económico y disminuir la pobreza.

Antes del 2018 el promedio de IED en Honduras, llegaba a los 1,500 millones de dólares, pero de esa fecha a la actual ha retrocedido de manera considerable.

Malas referencias

Honduras es el quinto peor país para invertir en Latinoamérica, según el informe del Instituto de Competitividad en América Latina.

En el índice de medición de competitividad 2022 del Instituto de Competitividad ADEN, 2022, Honduras obtuvo la posición 57.4 una de las tasas más bajas en América Latina.

Asimismo, un estudio económico de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras enfatiza que la inversión privada, tanto nacional como extranjera, ha venido en picada desde 2018.

La investigación indica que la variable de IED, se ha mantenido en la línea de los 400 millones de dólares en los últimos dos o tres años, muy inferior al monto entre 900 y 1,400 millones de dólares reportado en el período 2014-2018.

En lo que va del año, Honduras es el país de la región con la captación de la inversión más baja en este trimestre, apenas sobrepasando los 300 millones de dólares, Costa Rica ha recibido aproximadamente 850 millones de dólares, Panamá reportó 700 millones, Guatemala más de 600 millones, y Nicaragua 480 millones de dólares.

Si bien es cierto que los flujos mundiales de inversión extranjera directa se han visto gravemente afectados por la pandemia de COVID-19 y ahora también por la guerra entre Rusia y Ucrania, en Honduras la caída ha sido más drástica que en otros países de la región, lo que indica que se debe poner atención a las alertas enviadas de dentro y fuera del país, refieren los versados.

En los últimos días funcionarios del actual gobierno minimizaron para el caso el informe del Departamento de Estado, lo que según los expertos es muy negativo porque si no se atienden recomendaciones, difícilmente se podrán hacer las correcciones.

La IED juega un rol clave y su deterioro no permite que haya desarrollo económico.

La expresidenta del Colegio de Economistas Liliana Castillo, en su plática con Proceso Digital, recalcó “a esos informes hay que darles la importancia debida, algunos vienen desde hace una década como los del Departamento de Estado y del FMI, y advierten que hay falta de transparencia que son una limitante para la inversión, todos estos aspectos las autoridades deben tomarlos en cuenta para mejorar y no minimizarlos”.

Los economistas también comparten que el país tiene un importante desafío, porque los flujos de inversión foránea son vitales para el desarrollo sostenible, hay posibilidades de nuevos negocios, porque para el caso Estados Unidos, anunció inversión desde el principio del actual gobierno, no obstante han pasado seis meses y no se ha visto mayor movimiento ni de extranjeros ni nacionales, lo que indica que esos capitales están en suspenso, esperando el rumbo que tomará la actual administración en los próximos meses.

La IED juega un rol clave y su deterioro no permite que haya desarrollo económico, es por ello que los expertos recomiendan la implementación de políticas públicas proactivas para atraer la inversión extranjera.

Anuncios

En las últimas semanas se han registrado dos anuncios de inversiones en el sector textil, lo que da esperanzas al gobierno que al final del año aumente el monto de la inversión extranjera directa.

Esta semana la empresa Caracol Knits anunció una inversión de 250 millones de dólares para la planta de hilatura.

La inversión forma parte de la iniciativa conocida como HUGE, que busca impulsar las inversiones en el Triángulo Norte de Centroamérica y los Estados Unidos. LB

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img