spot_imgspot_img

A 356 se eleva el número de muertos por incendio en cárcel de Comayagua

Tegucigalpa – La cifra de fallecidos en el incendio en el penal de Comayagua, centro de Honduras, se eleva a 356 personas, según datos que manejan las autoridades penitenciarias del país de manera preliminar.
 

Entre la noche del martes y la madrugada de este miércoles, un voraz incendio consumió el recinto penitenciario donde se albergaban 852 reclusos.

La incertidumbre sobre quienes están con vida aún gravita entre los parientes de los reclusos. Las autoridades dieron a conocer una lista con los nombres de los sobrevivientes en la que se indica que fueron al menos 470 reos los que lograron conservar sus vidas.

La lectura del listado ocasionó desmayos, histeria colectiva.

Mientras las autoridades de Medicina Forense se apersonaban al lugar de la tragedia, miles de familiares de las víctimas reclamaban sus cuerpos y exigían que se revelaran las causas del incendio.

Pocos son los cuerpos que se pueden identificar. Las condiciones de los calcinados son extremas y la escena es macabra.

Entre el llanto, los lamentos, la ira e impotencia de los parientes, las autoridades hondureñas intentan transmitir mensajes. El presidente Porfirio Lobo ha suspendido a las autoridades penitenciarias a nivel nacional para intentar una investigación transparente.

Lobo Sosa, anunció en cadena de radio y televisión que tanto el director de centros penitenciarios, Danilo Orellana, así como el encargado de la granja de Comayagua, Rommel Martínez, quedaban suspendidos de sus cargos mientras se siguen las investigaciones del caso.

También ha anunciado la creación de una comisión con acompañamiento internacional para investigar los hechos.

La identificación de los cuerpos se hará con la asistencia de Chile, un país que ha ofrecido un contingente de expertos que logren hacer expedita la jornada de reconocimiento.

Guatemala y Colombia también hicieron sendos ofrecimientos para colaborar con la tragedia.

Se estima -según datos de 2010- que la población penitenciaria del país alcanza los 16,000 internos. El hacinamiento en cada una de las cárceles es patético.

Solo la cárcel de Comayagua tenía capacidad para 250 reclusos pero la misma albergaba a más de 800.

En total son 24 los centros carcelarios del país, de los cuales la mayoría no cuentan con las mínimas condiciones humanas de operación.

Comisionado de DDHH pide cautela

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Ramón Custodio, pidió llegar a las últimas instancias en torno a las investigaciones sobre lo que pudo ocurrir en el centro penal de Comayagua.

El comisionado de DDHH ha estado presente en la tragedia de Comayagua desde la medianoche del martes, cuando las alarmas se encendieron respecto a la tragedia. También el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla ha estado en la escena.

Custodio dejó claro que se debe actuar con responsabilidad y no entrar al campo de la especulación.

Añadió que es el momento de brindar los espacios necesarios y oportunos para que la investigación se lleve a cabo de forma profesional.

También propuso no aprovecharse de la leche derramada para beneficios personales.

Cuerpos a Tegucigalpa

El Ministerio Público (MP), a través de Medina Forense decidió trasladar los cuerpos de las víctimas hacia las instalaciones de la Morgue Judicial para hacer las autopsias correspondientes y determinar las causas de las muertes.

Según informaron autoridades judiciales, este proceso llevará varios días debido al estado en que quedaron la mayor parte de los cuerpos.

El Presidente Lobo también ordenó ayudar económicamente a los familiares de las víctimas en todo lo que tenga que ver con los gastos en que estos incurran.

Antecedentes funestos

Anteriormente, dos trágicos acontecimientos penitenciarios habían enlutado la familia hondureña.

El 17 de mayo de 2004, unos 107 reos murieron quemados en un incendio en el presidio de San Pedro Sula, norte, la segunda ciudad del país.

Entonces el suceso fue atribuido a fallas estructurales de la prisión, lo que evidencia todo el sistema penitenciario de Honduras.

El 5 de abril de 2003, unos 66 reclusos y tres mujeres, incluida una menor de edad, que visitaban familiares en la Granja Penal de El Porvenir, cercana a la caribeña ciudad de La Ceiba, murieron en una matanza que se produjo entre reos miembros de pandillas y otros presos comunes.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,504FansMe gusta
39,530SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img