spot_imgspot_img

2-0. Mané y Dieng silencian la dureza de Cabo Verde

Por:

Redacción deportes – La excesiva dureza de Cabo Verde, que acabó el duelo ante Senegal con dos jugadores menos por las expulsiones de Patrick Andrade y del portero Vozinha, no pudo con el combinado dirigido por Aliou Cissé, que se clasificó para los cuartos de final gracias a los tantos de Sadio Mané y de Bamba Dieng en la segunda parte.

Con todas sus estrellas en liza, Senegal no falló. Saltó al terreno de juego del Kouekong Stadium de Bafoussam con una sola preocupación: evitar la sorpresa de una selección que estaba a un paso de igualar su mejor participación en una Copa Africa. Cabo Verde, soñaba con igualar los cuartos de final de los héroes de 2013 que alcanzaron esa ronda en Sudáfrica en la que fue su primera participación.

Después, Cabo Verde participó en Guinea Ecuatorial 2015 sin éxito en la fase de grupos y, hasta la presente de edición de Camerún, se había quedado fuera de la fase final. Por eso, los hombres de Pedro Leitao estaban ansiosos por demostrar que otra generación de futbolistas caboverdianos podían asaltar el trono de sus antecesores.

No lo tenían nada fácil. Senegal, aunque alcanzó sin brillo los octavos de final (dos empates sin goles frente a Malaui y Guinea y una victoria por 1-0 ante Zimbabue), es, sin duda, una de las favoritas a llevarse el torneo. Con jugadores como Mané (Liverpool), Edouard Mendy (Chelsea) o Kalidou Koulibaly (Nápoles), tenía la obligación de ganar sin ni siquiera sembrar dudas.

Antes del inicio del duelo, se guardó minuto de silencio por las ocho víctimas que dejó la estampida en la eliminatoria de octavos de final que disputaron este lunes Camerún y Comoras. Ese fue el preludio de una batalla que pronto se puso de cara para Senegal, que a los 21 minutos comenzó a disfrutar de una superioridad numérica muy golosa por la expulsión por roja directa de Patrick Andrade.

El jugador de Cavo Verde se auto expulsó tras una entrada salvaje e innecesaria sobre Pape Gueye en una zona del campo en la que no había peligro alguno para su equipo. Ese, fue prácticamente el final del sueño de Cabo Verde, que, después, en la segunda parte, se quedó sin el portero Vozinha, también expulsado con roja directa tras golpear a Mané en una salida al borde del área.

Hasta ese instante, el minuto 57, Cabo Verde capeó el temporal como pudo y consiguió anular a Senegal con diez jugadores. A partir de la expulsión de Vozinha, la caída de Cabo Verde era cuestión de tiempo y solo seis minutos después hincó la rodilla con el golazo de Mané, que acabó con la incertidumbre gracias a un imparable disparo que se coló por la escuadra derecha de la portería defendida por Marcio Rosa.

Casi al instante, Mané, aún afectado por el golpetazo que se dio en la cabeza en la jugada con Vozinha, se marchó del campo algo mareado. Ya había hecho su trabajo y podía descansar. Dejó la tarea de aguantar el marcador hasta el final a sus compañeros y éstos no sólo cumplieron, sino que aumentaron la renta con el tanto de Dieng en el tiempo añadido. Senegal pudo con la dureza de Cabo Verde y alcanzó los cuartos de final. Mali o Guinea Ecuatorial, será su rival. (ag)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img