spot_imgspot_img

Temen otra sorpresa con contrato de medición eléctrica

Tegucigalpa – Luego del polvorín que levantó la aprobación de un polémico decreto que se pretendió “clavar” a los viajeros 34 dólares de tasa por controles migratorios, las alarmas se han encendido y por eso sectores de la sociedad hondureña y varios diputados se han manifestado atentos ante la esperada llegada de un nuevo contrato para la medición, facturación y cobro de las tarifas de electricidad.
 

– Hay un clamor popular para acabar con los decretos de emergencia y las contrataciones directas.

– El diputado pinuista, Toribio Aguilera, ha denunciado que tras los millonarios contratos de la ENEE, está un grupo de jóvenes político-empresarios de allegados al gobierno.

En ese sentido, diversos sectores le piden a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) que sea transparente en los millonarios contratos que adjudica de manera directa, sin licitación, parapetándose en supuestas emergencias, lo que suscita muchas dudas en el pueblo hondureño, principalmente cuando los contratos son hasta por 15 y 30 años.

A finales del año pasado, se advirtió sobre la intención de los directivos y la gerencia de la ENEE para contratar directamente a la empresa de capital israelí LR Group, que reemplazaría a Servicios de Medición Eléctrica de Honduras (Semeh), cuyo contrato expira en mayo próximo.

Grupito

El diputado del Partido Innovación Nacional y Unidad, Toribio Aguilera, denunció que un «grupito de jóvenes político-empresariales» está detrás de la pretendida contratación directa del consorcio israelí.

«Lo indeseable sería sustituir a Semeh por otro grupo improvisado de nuevos empresarios y políticos que gozan del compadrazgo con los políticos de turno», manifestó Aguilera.

Y es que en los últimos años se han hecho costumbre los decretos de emergencia y las contrataciones de bienes y servicios en forma directa, haciendo a un lado la Ley de Contratación del Estado.

Esa acción ha quedado más que evidenciada con el contrato “de dedo” que el ministro del Interior y Población, Áfrico Madrid, firmó con la empresa estadounidense Securiport, mediante el cual se imponía una tasa de 34 dólares por entrar y salir del país y que serían para financiar los “controles migratorios” en 23 puntos fronterizos hondureños, todo en aras de la “seguridad nacional”.

Sin embargo, las múltiples críticas fundamentadas de parte de diversos sectores en contra de esa grosera medida que solamente dañaría el turismo, la cooperación y esquilmaría el bolsillo de los hondureños, lo que obligó el Ejecutivo y al Congreso Nacional, a capitular y no sancionar el polémico contrato.

Alerta

Ante el bochornoso episodio donde los diputados intentan lavarse las manos, legisladores como el nacionalista Antonio Rivera Callejas, han manifestado que ante la eventual llegada de un nuevo decreto para contratar a la empresa que sustituirá a Semeh, ahora estarán atentos y con los ojos bien abiertos, por si la gerencia de la ENEE intenta meter otro gol mediante una contratación directa y dudosa.

Por su lado, el liberal Erick Rodríguez, advirtió que existe ahora la intención para renovarle el contrato a Semeh por lo que la adjudicación de un nuevo convenio “es algo que tiene que verse con los dos ojos y que exista la mayor transparencia posible”.
Agregó que entablar un nuevo contrato con Semeh, no es lo más conveniente porque hay serias denuncias acerca de los abusos que ha venido cometiendo esa compañía que, según dijo, está vinculada al actual canciller Arturo Corrales y en ese sentido, aseveró que los diputados liberales se opondrán a una renovación.

Aunque muchos sectores han demandado que se efectúe una licitación pública local e internacional que cumpla con toda la normativa, la gerencia de la ENEE, argumenta que queda muy poco tiempo para efectuarla.

No obstante, el asesor del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) Benjamín Bográn, ha recomendado que se puede extender el contrato con Semeh por un par de meses más a fin de preparar la licitación.

Transparencia

Igualmente, el ex coordinador del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), pastor Oswaldo Canales, también ha pedido al gobierno hacer uso de la Ley de Contratación del Estado y realizar licitaciones transparentes y evitar la corrupción y suspicacia en el país.

El religioso añadió que el pueblo ve con suma preocupación la forma en la que el gobierno está manejando los contratos sin seguir el proceso de la Ley del Contratación del Estado para apostarle a la transparencia y a la rendición de cuentas.

El diputado Toribio Aguilera, lamentó que hechos como el del 17 de noviembre del año pasado cuando el Congreso Nacional, aprobó un contrato para beneficiar a la empresa Westport, para la generación de 100 megavatios con gas licuado natural (GLN).

«Con este convenio se favoreció a una compañía que funciona en la casa propiedad del presidente de la empresa y de su esposa», acusó el parlamentario quien ha denunciado que detrás de ese contrato de generación de energía sucia está un grupo de jóvenes allegados al poder.

Licitaciones

Por su lado, el ex presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos, Eléctricos, Químicos de Honduras (Cimeqh), Gilberto Espinoza, lamentó que su organización gremial carezca de conciencia crítica sobre las millonarias contrataciones que se adjudican de manera directa.

En ese sentido, ha emplazado a esa organización gremial, pronunciarse contundentemente sobre el nuevo contrato que se otorgaría a la empresa que sustituirá a Semeh sí esto ocurre de forma directa.

«Nos parece que para aprobar este nuevo convenio obviarán, otra vez, la Ley de Contratación del Estado. Esta gente no licita absolutamente nada», expresó.

Fue del criterio que la empresa que sustituirá a Semeh en estas funciones debe ser una firma seria que disponga de una plataforma técnica eficiente y de empleados capacitados.

«En el mercado nacional existen ingenieros eléctricos que laboraron para la ENEE y durante muchos años se desempeñaron en el proceso de medición eléctrica. Además existen bastantes equipos que simplifican el proceso de lectura y facturación», agregó.

Ante ese tipo de planteamientos, el propio presidente Lobo ha tenido que salir al paso y ha ordenado que todo el proceso para contratar una nueva empresa que haga la medición, facturación y cobro de las tarifas de la ENEE, debe participar el sindicato de la estatal eléctrica porque sus miembros son los conocen sobre el tema.

Aunque el gerente de la ENEE, Roberto Martínez, asegura que no ha recibido una propuesta formal de empresas extranjeras o nacionales para que brinden el servicio de medición y cobro de factura eléctrica, en el ambiente flota que algo se cocina tras bambalinas.

No obstante, Martínez Lozano admitió que ha mantenido conversaciones informales con empresas interesadas, entre ellas algunas de origen israelí, español y con el gobierno de Colombia y al igual que lo ha hecho su compañero de gabinete, Áfrico Madrid, llamó “bárbaros” a quienes han denunciado las negociaciones oscuras con la empresa israelita.

Mientras el plazo para que la contratación de Semeh venza, el reloj corre en contra de las autoridades y con ello crece la urgencia de un proceso que garantice transparencia de la mano de una licitación que de la esperanza que Honduras caminará con paso firme al umbral de la Cuenta del Milenio para dar así el salto anticorrupción, un hecho más que necesario en este país que encabeza las listas de la inseguridad y la corrupción.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,656SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img