spot_imgspot_img

Tarjetas de crédito

Daniel Meza Palma

Los niveles de tasas de interés de los saldos no pagados de las tarjetas de crédito (t/c); cargos adicionales; y el agresivo estilo de los oficiales de cobro a los tarjetahabientes ha creado un ambiente adverso que eclipsa los beneficios que otorgan las t/c cuando se tiene la posibilidad, oportunidad y el cuidado de aprovechar sus beneficios.

Algunas características positivas que brinda un apropiado manejo de los beneficios de las t/c contribuyen a facilitar la salud financiera de los individuos, las familias y los negocios.

Supóngase que un tarjetahabiente cuenta con 3 t/c con tres bancos distintos con las siguientes características:

Fecha corte: día 12

Fecha pago: día 4, mes subsiguiente

Fecha entrada ingreso mensual para el tarjetahabiente: día 20

Lapso compras: 46 días

Límite de crédito: L.24,000.00

Rubros: t/c A: General; t/c B: Supermercado y Farmacia; t/c C: Supermercado y Salud.

Disponible mensual para cada t/c: L5,000.00

Programas Lealtad: t/c A: 2% Permanente; beneficios no pecuniarios; t/c B: 8% Permanente; t/c C: 7% permanente; hasta 30% eventual. Beneficios más altos se relacionan a mayores límites de crédito.

En el ejemplo, el lapso de 46 días entre fecha de corte y fecha de pago ubica al tarjetahabiente en posición de contar con dos ingresos mensuales consecutivos para hacer frente a la obligación de contado de sus t/c sin pagar un centavo de interés y acreditarse los beneficios resultantes de los programas de lealtad que entre compensaciones en efectivo y descuentos por promociones pueden resultar en montos interesantes cada mes.

El juego de aprovechar las ventajas de las t/c obliga al tarjetahabiente a establecer un comportamiento disciplinado, metódico y altamente informado. El término “restricciones aplican” y “términos y condiciones” significa que en cuanto a establecimientos “participantes” y las condiciones de las promociones, no se debe asumir absolutamente nada. Cada detalle debe ser consultado previo a las transacciones que se propone hacer por medio de los múltiples canales de comunicación que disponen los bancos para tales propósitos.

La variable disponibilidad de tiempo del tarjetahabiente y la transparencia de reglas por parte de los bancos son requisitos claves para contar con clientes satisfechos y entidades haciendo negocios sanos logrando esquivar el tema de la morosidad que resulta ser un asunto incómodo, desagradable y antieconómico para todos los involucrados.

spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,672SeguidoresSeguir
5,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_imgspot_img