spot_img

Renuncia vicepresidente de Congreso peruano tras ser condenado por corrupción

Por:

Compartir esta noticia:

Lima – El tercer vicepresidente del Congreso de Perú, Wilmar Elera, renunció este martes a su cargo, que ocupaba desde hace una semana, tras conocerse un fallo del Poder Judicial que le condena a seis años de prisión por un delito de corrupción de 2012.

«El mencionado acto de renuncia es uno de responsabilidad frente al hecho público en la fecha, de una sentencia del Poder Judicial que me afecta en mis derechos constitucionales, y con la que, en forma categórica, no estoy de acuerdo, ni acepto», señaló Elera en la carta de dimisión dirigida a la presidenta del Congreso, Lady Camones.

El Poder Judicial adelantó este martes el fallo que condena a Elera a seis años «de pena privativa de libertad por el delito de colusión agravada» por la participación de este en 2012 como supervisor de la obra denominada «Mejoramiento y Ampliación del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Pacaipampa», en la norteña región de Piura.

El congresista, del partido Somos Perú, explicó en su renuncia que, en ejercicio de su derecho a la pluralidad de instancia previsto en la Constitución, impugnará el fallo «seguro y con la convicción que una segunda instancia con mayor ‘merituación’ de los hechos y mejor valoración de la prueba aportada» le absuelva de toda responsabilidad.

Concluyó su comunicado al anunciar que eventualmente apelará a la Corte Suprema de Justicia y al Tribunal Constitucional en defensa de sus derechos fundamentales.

En tan solo una semana en el cargo, el nombre del tercer vicepresidente del Parlamento resonó con fuerza después de que se viera inmerso en una polémica generada a raíz de unas declaraciones machistas que hizo sobre un presunto caso de violación que denunció una trabajadora de este poder del Estado contra el legislador Freddy Díaz.

En una entrevista con el canal estatal TV Perú, Elera aseguró que hubo un ambiente «propicio» para la comisión del delito de violación porque la víctima, dijo, era la única mujer que trabajaba en el despacho de Díaz.

«Según he podido averiguar, creo que la señorita es la única mujer que trabaja en el espacio de puros hombres, lo cual ha creado un ambiente mucho más propicio, sobre todo cuando empiezan a tomar licor», declaró.

Poco después, Elera divulgó en Twitter un comunicado en el que lamentó que sus expresiones fueran «malinterpretadas», pidió «disculpas públicas por ello» y subrayó que el caso «debe ser esclarecido y sancionado lo antes posible» y se ratificó «en contra de todo tipo de violencia contra la mujer». AG

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img