spot_img

Policía de Nicaragua autoriza visitas a opositores presos

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa.– Los opositores nicaragüenses que se encuentran encarcelados en la cárcel «El Chipote» desde hace más de un año y que son considerados presos políticos por los organismos humanitarios «han estado y estarán recibiendo visitas especiales de sus familiares», informó este jueves la Policía Nacional de Nicaragua.

Esas visitas fueron autorizadas por la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía de Nicaragua en ocasión de las festividades de la «Gritería» y la «Purísima», que se celebra el 7 y 8 de diciembre de cada año, respectivamente, explicó esa institución a través de una declaración pública.

«Durante estas visitas las personas en resguardo han podido intercambiar y compartir alimentos con sus esposos o esposas, madres, padres, hijos, nietos, y otros miembros de sus núcleos familiares», afirmó la Policía.

Esa institución añadió que «en diciembre se estarán realizando otras visitas similares, compartiendo las tradiciones navideñas y de fin de año».

En la cárcel policial «El Chipote», oficialmente conocida como la Dirección de Auxilio Judicial, están en cautiverio líderes opositores, estudiantiles, campesinos, empresarios, periodistas y profesionales independientes, incluidos siete disidentes que aspiraban a competir por la Presidencia en las elecciones generales de noviembre de 2021.

Los opositores, detenidos entre mayo y noviembre de 2021, fueron condenados a penas de entre siete y 13 años de cárcel por delitos considerados como «traición a la patria» o lavado de dinero.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha tildado a los opositores presos de «traidores a la patria», «criminales» e «hijos de perra de los imperialistas yanquis».

HAN PEDIDO AMNISTÍA Y LIBERACIÓN

El pasado 29 de noviembre, los familiares de 28 «presos políticos» pidieron a Ortega la liberación de los más de 200 opositores que se encuentran detenidos en el marco de la crisis que vive el país desde abril de 2018.

En esa ocasión, los familiares de los «presos políticos» apelaron al espíritu mariano de los nicaragüenses, mayoritariamente católicos, para que Ortega autorice la libertad a los opositores encarcelados.

En septiembre pasado, ese mismo grupo de familiares pidió al Gobierno Ortega que conceda una amnistía en beneficio de todos los opositores que se encuentran detenidos, lo que, a su juicio, crearía un ambiente general de «mayor sosiego», contribuiría a la estabilidad económica de Nicaragua y al reencuentro entre los nicaragüenses.

Hasta ahora Ortega no ha respondido a las demandas de amnistía ni de liberación de los denominados «presos políticos».

Nicaragua atraviesa una crisis política y social desde abril de 2018, que se ha acentuado tras las controvertidas elecciones generales del 7 de noviembre de 2021, en las que Ortega fue reelegido para un quinto mandato, cuarto consecutivo y segundo junto con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.

Ortega, de 77 años, lleva 15 años y 11 meses consecutivos en el poder, en medio de denuncias de autoritarismo y fraude electoral.

(ir)

spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img