spot_img

Piden no politizar la inmigración en Florida, un estado de migrantes

Por:

Compartir esta noticia:

Miami.– La sección floridana de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) pidió este lunes no “politizar” el tema de la inmigración ni “dividir aún más” a la población de un estado de EE.UU. que ha prosperado “gracias a las contribuciones realizadas por personas de todo el mundo”.

ACLU Florida emitió una declaración de su directora ejecutiva, Tiffani Lennon, en torno a la decisión del gobernador Ron DeSantis de declarar el estado de emergencia y desplegar la Guardia Nacional a raíz de la llegada de numerosos migrantes cubanos y haitianos por vía marítima a este estado sureño.

“Nuestra democracia funciona mejor cuando las personas que buscan refugio son bienvenidas y protegidas”, subraya la declaración, en la que ACLU critica al gobernador de Florida por su política migratoria y lo acusa de querer “ganar puntos políticos” a costa de personas que “buscan protección contra la violencia y la persecución”.

“A medida que los migrantes llegan a nuestra costa, nuestra prioridad número uno como estado debe ser garantizar que todas las personas estén seguras, saludables, cuidadas y tratadas con humanidad”, dijo Lennon, quien recordó que el asilo es “un derecho humano codificado en el derecho internacional y nacional”.

La directora ejecutiva de ACLU Florida destacó que Florida no puede “dar la espalda” a los solicitantes de asilo.

“Los inmigrantes y sus familias son una parte integral del tejido de Florida. Nuestro estado tiene una larga historia de recibir migrantes de Cuba, Haití y otros países en busca de seguridad y refugio”, agregó.

En referencia a DeSantis, la directiva de ACLU señaló que “en lugar de politizar el tema, los funcionarios electos deben trabajar con grupos sobre el terreno y ayudar a las organizaciones que han dado un paso adelante para dar la bienvenida y apoyar a los inmigrantes y las personas que buscan asilo”.

En lugar de optar por la división, ACLU instó a los floridanos a unirse en torno al hecho de que “nuestro estado ha prosperado y continúa prosperando gracias a las contribuciones realizadas por personas de todo el mundo”.

“Todas las personas deben ser tratadas con dignidad y respeto, incluidos los niños y las familias que solicitan asilo. Deberíamos estar uniendo y cuidando a las personas, no dividiéndolas, traumatizándolas y poniéndolas en riesgo”, concluyó.

La masiva llegada de indocumentados en embarcaciones al sur del estado ha causado una crisis humanitaria y obligado a la autoridades a canalizar recursos para atender a más de un millar que llegaron el fin de semana pasado al Parque Nacional Dry Tortuga y los Cayos de Florida, según las autoridades federales.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firmó este viernes una orden ejecutiva que le permite movilizar tropas de la Guardia Nacional y destinar nuevos recursos estatales para enfrentar la ola migratoria que afecta el sur del estado, así como “ayudar a aliviar la presión sobre los recursos locales”.

La orden ejecutiva permitirá al estado “desplegar activos aéreos, incluidos aviones y helicópteros de la Guardia Nacional de Florida”, indica un comunicado de la oficina del gobernador.

El republicano DeSantis argumenta en su orden ejecutiva que, solo en los dos primeros meses del actual año fiscal (comenzó el pasado 1 de octubre), la Patrulla Fronteriza (CBP) ha detenido a más de 460.000 personas intentando entrar al país a través de la frontera del suroeste. 

(ir)

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img
spot_imgspot_img