Turismo de cruceros en la mira ante Covid-19

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – La inusual muerte de una turista norteamericana de 44 años que llegó a la isla de Roatán, zona insular de Honduras, a bordo del crucero Carnival Freedom, a causa de una enfermedad respiratoria, pone acento a las medidas sanitarias que deben reforzarse ante la expansión del coronavirus, conocido como COVID-19.

– Muerte de crucerista en Roatán pone acento a medidas sanitarias por coronavirus.

-Este mismo jueves se conoció que otro crucero de nombre Meraviglia esperará los resultados de los exámenes médicos aplicados por las autoridades mexicanas a un tripulante y un pasajero para que el resto de sus ocupantes pueden descender en la isla de Cozumel, en el Caribe mexicano.

De acuerdo a las versiones oficiales de la Secretaría de Salud de Honduras, la mujer procedente de Texas, Estados Unidos, presentaba diagnóstico de asma en crisis severa, por lo que fue desembarcada y referida a un centro asistencial privado.

Asimismo, la norteamericana no presentaba nexo epidemiológico con contactos o enfermos por coronavirus, tampoco tenía antecedentes de viajes previos.

La crucerista expiró en un centro médico privado de Roatán a las 8:29 de la mañana de este jueves. El resultado del reporte radiológico indicó un derrame pleural y neumonía.

Proceso Digital conoció que a la mujer se le practicará la autopsia en la regional de Medicina Forense de La Ceiba, Atlántida.

Más de 10 mil personas abordo de cruceros han ingresado a Honduras solo esta semana que está por concluir.

La directora sanitaria departamental de Islas de la Bahía, Jayleen Coleman, confirmó que la crucerista murió a causa de neumonía bacteriana.

La galena relató que la mujer extranjera fue desembarcada tras presentar síntomas respiratorios, pero murió en la clínica privada donde era atendida.

Citó que la ahora occisa padecía asma bronquial y tuvo antecedentes de cáncer de mama desde hace unos meses.

Coleman puntualizó que casi todos los días llegan embarcaciones a Roatán, por lo que se han tomado las medidas para establecer controles sanitarios a causa de la pandemia de coronavirus.

Intensificar medidas sanitarias

La exministra de Salud, Elsa Palou le confió a Proceso Digital que las autoridades sanitarias deben implementar medidas oportunas en puertos marítimos, aéreos y terrestres.

Especificó que en terminales transitadas como el aeropuerto de Toncontín y el Villeda Morales de San Pedro Sula, así como el muelle de Roatán “tienen que poner en práctica el protocolo internacional que establece que tiene que revisarse los manifiestos de barcos, aviones para saber que las personas que vienen en esas naves han estado en países donde se registran casos de coronavirus”.

En el caso de presentar síntomas y han estado en contacto con pacientes de casos confirmados de COVID-19 en los últimos 14 días, tienen que ser manejados como casos sospechosos.

Desde el punto de vista médico, es importante que haya personal sanitario capacitado en los puntos de entrada para que traten a estas personas sospechosas, sugirió Palou.

La galena refirió que es importante poner en práctica los protocolos sanitarios que establece la Organización Mundial de la Salud para este tipo de pandemias.

show mediatico

Citó que algo parecido al protocolo usado para una paciente que ingresó al país procedente de Taiwán y que se convirtió en el primer caso sospechoso, debe ser considerado para futuros casos, aunque mejor manejado ante los medios de comunicación y la población en general.

“Ahí lo que se hizo mal es que se debió informar a la población mediante una conferencia de prensa que la señora había llegado, pero después que saliera del aeropuerto y que hubiera sido revisada por el personal médico especializado, hasta entonces se le avisa a la población para no crear alarmas innecesarias”, ahondó.

La doctora Elsa Palou mencionó que en el caso de más de 10 mil turistas a bordo de cruceros que ingresaron a Roatán en la última semana, debe haber una revisión estricta de la tripulación, la que se sugiere en los protocolos de la OMS.

“Cuántos de ellos estuvieron en los últimos días en Asia, cuántos presentaron síntomas y cuántos estuvieron el lugares donde se han confirmado casos de coronavirus, todas esas son preguntas que deben ser conocidas y contestadas por el personal de Salud que debe estar ahí en Roatán revisando los manifiestos de los barcos que traen los turistas”, cuestionó.

Hay reglamento que sigue el país

Roxana AraujoMientras, la también exministra de Salud, Roxana Araujo, le manifestó a Proceso Digital que existe un documento legal llamado Reglamento Sanitario Internacional que le dice a cada país miembro qué debe de hacer en este tipo de emergencias sanitarias.

“En cuanto a los cruceros el Reglamento Sanitario es sumamente estricto y ellos deben notificar cualquier anormalidad que se presente dentro de las embarcaciones. Para el caso si uno de estos cruceros procede de una de las ciudades que presenta casos de COVID-19 y en el transcurso del viaje alguien presenta sintomatología respiratoria lo notifica al puerto más cercano para seguir el protocolo sanitario”, explicó.

Araujo -continuó- que siguiendo con las recomendaciones anteriores el país decide si deja atracar a la embarcación. “Los cruceros tienen asistencia médica y son ellos los que determinan si puede considerarse como un caso sospechoso de coronavirus”, añadió.

Reiteró que luego de entablar conversaciones con la departamental de Islas de la Bahía, el diagnóstico de la norteamericana muerta en Roatán fue “asma bronquial que se complicó con una neumonía bacteriana”.

“Si la autopsia demuestra alguna otra cosa, ya eso es diferente”, externó Araujo.

Consultada si las autoridades sanitarias hondureñas tomaron las medidas pertinentes en el tratamiento de la paciente de 44 años que expiró en la isla hondureña, contestó que “ella en ningún momento entró al país como sospechosa por coronavirus porque no tuvo nexo epidemiológico, es decir que no tuvo contacto con ninguna persona infectada y tampoco estuvo en lugares donde se han confirmado casos”.

La exsecretaria de Salud estimó que no es conveniente restringir el ingreso de los cruceristas al país. “El Reglamento Sanitario Internacional dicta las pautas específicas a este tipo de transporte marítimo de turismo, de poder notificar los casos sospechosos… no miro conveniente frenar la llegada de las embarcaciones si ningún tripulante presenten sintomatología relacionada con el COVID-19”.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img
spot_imgspot_img