spot_img

Mourinho se salva de la incertidumbre sobre la bocina

Por:

Compartir esta noticia:

Redacción deportes – El Roma de José Mourinho evitó la incertidumbre de una prórroga tras empatar sobre la bocina (1-1) frente al Vitesse, que recibió un tanto de Tammy Abraham en el minuto 91 que clasificó al cuadro italiano para los cuartos de final de la Liga Conferencia junto al resto de favoritos a ganar el torneo: el Leicester, el Olympique de Marsella y el PSV Eindhoven.

No gana para sustos el Roma esta temporada en la tercera competición continental. En la fase de grupos, hizo el ridículo ante el Bodo/Glimt tras perder 6-1 en Noruega y no pasar del empate (2-2) en Italia. Pese a ello, se clasificó para los octavos de final, en los que también ha sufrido para superar al Vitesse.

Pese a que el Roma ganó 0-1 en la ida, el cuadro neerlandés, sexto en la Eredivisie, consiguió ponerse por delante en el marcador a falta de media hora por medio de Maximilian Wittek, que con un disparo desde el borde del área hizo justicia el mejor juego del conjunto helvético.

Hasta ese momento, el Roma sólo había disparado una vez con peligro. Jordan Veretout fue el único que hizo algo parecido a una ocasión con un disparo que dio en un palo de la portería del Vitesse, que incluso pudo hacer el 0-2 a falta de ocho minutos para el final. Adrian Grbic falló una clara ocasión que, justo antes de una hipotética prórroga, no erró Abraham. De cabeza, en el minuto 91, dio un respiro al Roma, que estará en los cuartos de final.

Antes, el primero de los favoritos en sellar su pase a la siguiente ronda fue el Olympique de Marsella. Consiguió exactamente el mismo resultado que en el choque de ida. De nuevo, ganó 2-1 al Basilea, que peleó por la remontada con insistencia hasta hincar la rodilla en el tiempo de descuento.

El cuadro francés no vivió un camino de rosas en su visita a Suiza. Empezó bien y tuvo la oportunidad de disfrutar de un encuentro plácido, pero Harit, a la media hora, falló un penalti que podría haber sentenciado definitivamente la eliminatoria.

Ese error, envalentonó al Basilea, que igualó la eliminatoria por medio de Dan Ndoye en el primer cuarto de la segunda parte. El jugador suizo remató de cabeza un gran centro de Sebastiano Esposito con el que hizo soñar a sus aficionados. Sin embargo, esa alegría apenas duró diez minutos, los que tardó Cengiz Under para empatar el duelo.

Después, los intentos del Basilea por subir el 2-1 al marcador no surtieron efecto. Y, al final, ya en el tiempo añadido, Valentin Rongier, con un disparo a la escuadra desde el borde del área, sacó definitivamente el billete de cuartos de final para el Marsella.

En esa ronda también estará el PSV Eindhoven, que después de la locura del 4-4 de la ida frente al Copenhague, dio un golpe encima de la mesa para alcanzar la siguiente fase. Con un doblete de Zahavi y con los tantos de Mario Götze y de Madueke, ganó 0-4 e impuso la lógica en la eliminatoria.

Y el Leicester, que pese a caer 2-1 frente al Rennes, continuará su aventura en la Liga Conferencia. Después de ganar 2-0 en el choque de ida, aguantó el empuje del cuadro francés por intentar dar la vuelta a la eliminatoria. Los hombres dirigidos por Brendan Rodgers sufrieron hasta el final del duelo. Sobre todo, por culpa del tempranero tanto de Benjamin Bourigeaud, que a los ocho minutos abrió el marcador tras rematar dentro del área un centro de Martin Terrier.

Aunque Wesley Fofana empató en los primeros minutos de la reanudación después de cabecear un córner, Falvien Tait volvió a poner por delante al Rennes a falta de quince minutos. En ese tiempo, el conjunto galo se volcó sin éxito sobre la portería del Leicester, que protegió bien a Kasper Schmeichel para conseguir alcanzar los cuartos de final.

En la misma ronda estará el equipo de moda de la competición. El Bodo/Glimt noruego, que ya sacó los colores al Roma en la fase de grupos con un escandaloso 6-1, aguantó la renta de un gol (2-1) del choque de ida y eliminó al AZ Alkmaar. Después de los 90 minutos, el 2-1 que lució en el marcador obligó a ambos equipos a jugar un tiempo extra. En él, Alfons Sampsted marcó para el Bodo/Glimt y consiguió colocar a su equipo entre los ocho mejores.

Entre ellos también estarán el Feyenoord, que volvió a superar al Partizan (3-1), el PAOK, que hizo lo propio con el Gante (1-2) y el Slavia Praga, que pese a perder 4-3 con el LASK hizo bueno el 4-1 de la ida. AG

spot_img
spot_imgspot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img