spot_imgspot_img

Magistrados destituidos se presentarán a sus cargos el próximo 3 de enero

Tegucigalpa- La ex magistrada de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Rosalinda Cruz Sequeira dijo que ella y sus compañeros destituidos no reconocen la determinación del Congreso Nacional de separarlos de sus cargo, pues se trata de una medida ilegal, por lo tanto, los cuatro magistrados se presentarán a sus puestos el próximo 3 de enero.
 

· La clase política ha venido viendo la Corte como “la cenicienta “del cuento: ex magistrada Rosalinda Cruz

· “El Estado quedaría muy mal si algo nos sucediera a alguno de nosotros” advirtió la aboga Cruz Sequeira refriéndose a la seguridad personal de los cuatro ex jueces del primer tribunal de justicia de Honduras.

El pasado 12 de diciembre, el Congreso Nacional destituyó a los magistrados de la Sala de lo Constitucional: Rosalinda Cruz Sequeira, Gustavo Bustillo Palma, José Francisco Ruiz Gaekel y José Antonio Gutiérrez Navas.

La molestia de los poderes Ejecutivo y Legislativo originó una intervención administrativa por parte del Congreso Nacional debido a un fallo de la Sala de lo Constitucional, adoptado por mayoría, que declara inconstitucionales las pruebas de confianza que se aplican a los miembros de la Policía.

El argumento de una comisión investigadora nombrada por el Congreso Nacional y que rindió un informe a la velocidad de un rayo, señala que la decisión de la sala “no es congruente con la política de seguridad implementada por los poderes Ejecutivo y Legislativo”.

En ese sentido, Cruz Sequeira dijo que ella y sus compañeros destituidos no reconocen la determinación del Legislativo por ser ilegal, por lo tanto, los cuatro magistrados se presentarán a sus puestos el próximo 3 de enero.

“Nosotros regresaremos, pese a las declaraciones del presidente Porfirio Lobo quien ha dicho en las últimas horas que va a militarizar la Corte para impedir nuestro ingreso y echarnos a la fuerza en una clara intervención de poderes”, señaló.

Indicó que ese día, ellos se presentarán a sus labores acompañados de personal del Comisionado Nacional de Derechos Humanos, fiscales del Ministerio Público y del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA).

La togada recordó que la Corte Suprema de Justicia, desde el inicio de este Gobierno, ha venido sufriendo ataques severos. Explicó que la labor de la Sala de lo Constitucional sólo es de contrapeso entre poderes.

Sostuvo que el “Congreso Nacional ha ido aprobando leyes que están muy lejos de cumplir con la Constitución y las leyes de la República”.

Ante las peticiones de recurrentes, las leyes que emite el Legislativo son confrontadas con la Constitución y las leyes vigentes, explicó.

En ese sentido, se declaró inconstitucional el decreto 28-2008 sobre la Reforma Agraria, la ley del 1%, que el Gobierno quería aplicar retroactivamente, la Ley de las Iglesias Evangélicas, la Ley de las Regiones Especiales de Desarrollo o Ciudades Modelo, y por último la Ley de Depuración Policial.

Indicó que en el caso de la Ley de las Iglesias Evangélicas, la misma Constitución dice que la persona es libre de escoger su religión y en esa ley se estaban beneficiando a unas y perjudicando a otras.

En cuanto a la Ley de las Regiones Especiales de Desarrollo, explicó que perjudicaba la soberanía del país, porque se iba a crear un Estado dentro de otro Estado, una ciudad modelo iba a tener un gobernador, sus propios jueces y su seguridad, donde sólo el gobernador podía dar permiso a otra persona de ingresar al lugar, y eso iba a dejar desprotegido al resto de la población.

Sobre las pruebas de confianza, cuestionó que el Poder Legislativo, se centró en el tema del polígrafo para la destitución. “Nosotros sólo aplicamos las leyes, el polígrafo está estrictamente prohibido en el Código Penal, por eso se declaró inconstitucional”, explicó.

Cruz Sequeira pidió al Congreso que si en verdad tiene pruebas de que los magistrados destituidos andan ligados con la delincuencia, que las presente para así defenderse.

“Hoy, este día, los hechos demuestran lo contrario, nosotros no fuimos destituidos realmente por la Ley de Depuración de la Policía, porque al emitir la nueva ley, el Congreso ratificó los argumentos del fallo que había emitido la Sala de lo Constitucional”, arguyó la ex magistrada, en el programa por una Honduras con Honra de la Iglesia Evangélica Vida Abundante, que se transmite por Radio América.

Presidente de la Corte continúa en silencio

La togada sostuvo que hasta la fecha el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Rivera Avilés no se ha comunicado con ellos.

“Lo que sabemos es que él se presentó al Poder Legislativo en horas de la tarde, noche y madrugada del fatídico día12 de diciembre, él sabia todo lo que estaba pasando”, aseveró.

Asimismo, dijo que de fuentes confiables les han dicho a ellos que todo lo sucedido estaba preparado, porque el problema eran los cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional.

Añadió que algunos diputados les explicaron que había un temor en el Congreso Nacional porque el precandidato nacionalista Ricardo Álvarez interpondría un recurso ante la Corte y que esa sería la causa real por la que tomaron la decisión de destituirnos de una forma arbitraria e ilegal.

Señaló que la clase política ha venido viendo la Corte como “la cenicienta” del cuento, como que es el menor de los poderes y en el cual en tiempos anteriores han tenido una injerencia directa para influenciar fallos de uno u otro sentido.

Congreso no puede destituir magistrados

¿Qué me diga el presidente del Congreso Nacional (Juan Hernández) y el presidente del Ejecutivo (Porfirio Lobo), en qué artículo de la Constitución dice que el Congreso nos puede destituir?, preguntó Cruz Sequeira.

Explicó que la Constitución es clara, es la carta fundamental, donde se establecen los deberes y derechos, no hay ningún lugar en la Constitución que diga que el Congreso pueda destituir a los magistrados de la Corte.

Señaló que el Legislativo ha entrado en una incoherencia e incongruencia entre lo dicho y lo actuado, se empieza con que van a revisar la conducta administrativa y eso sólo le corresponde al presidente la Corte por decisión del mismo Congreso. “Nosotros no administramos nada, sólo tenemos a cargo manejar proyectos de fallos y participar en plenos”.

“Ellos no tenían ninguna causal para destituirnos”, reiteró.

Agregó que la misma Constitución establece las causales de separación de los magistrados que puede ser por razón de muerte, incapacidad que le imposibilite ejercer el cargo o renuncia.

“Al presidente Lobo y a Hernández les digo que el daño que le han hecho al país es enorme y que la historia los va a juzgar por lo que han hecho, el Estado quedaría muy mal si algo nos sucediera a alguno de nosotros, ya el magistrado Gutiérrez Navas tuvo que salir por amenazas a muerte no queremos que la sangre corra, queremos vivir en democracia y paz con nuestros hijos en este país”, sostuvo.

Asimismo, dijo que si el Congreso puede rectificar que lo haga, sino por su parte no hay odio, ni resentimiento, porque nosotros si tenemos a Dios en nuestro corazón.

Reiteró que “ni yo, ni los demás magistrados estamos ligados al crimen organizado como lo han dejado entre ver los presidentes de los poderes Legislativo y Ejecutivo”.

Preocupación familiar

Cruz Sequeira reveló que su familia se encuentra preocupada, principalmente sus hijos al escuchar las declaraciones del presidente Lobo al acusar a su madre y vincularla con corrupción y crimen organizado.

“Todo esto crea una incertidumbre familiar, pero somos personas de fe y esa fe nos ha hecho sigamos adelante y que la lucha que hemos emprendido no es por conservar un trabajo, sino el honor del país”, indicó.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_img
23,172FansMe gusta
38,675SeguidoresSeguir
6,673suscriptoresSuscribirte
spot_img
spot_img
spot_imgspot_img