spot_img

Los Valle, un cartel que muta y sobrevive

Por:

Compartir esta noticia:

Tegucigalpa – El prolífico cartel de Los Valle, afincado en el occidente de Honduras, se resiste a ceder terreno pese a los innumerables golpes de la justicia y cuantiosos aseguramientos a sus miembros. Igualmente, se resisten a ceder terreno ante los embates de grupos criminales rivales y ataques del mundo del hampa.

Tal como si se tratara de la especie animal “Planarias”, que pueden ser divididos a la mitad y ambas partes se regeneran perfectamente, el semidesarticulado clan Valle resurge a las acometidas de los cuerpos de seguridad del Estado, así como a sus rivales del mundo criminal.

Incalculables han sido los aseguramientos de bienes que la Fiscalía hondureña ha llevado a cabo en contra de testaferros, socios, familiares y otros que forman parte de la membrecía del cartel que por más de una década traficó y aún siguen con las operaciones de narcoactividad en esa zona del país.

Decenas de personas ligadas directamente o indirectamente han sido detenidas y puestas a las órdenes de la justicia local, pero la potente estructura criminal se resiste a desvanecerse.

Cuatro hermanos del clan: Digna, Luis Alonso, Miguel Arnulfo y José Inocente Valle Valle fueron procesados en cortes de Estados Unidos por delitos de narcotráfico. Los tres últimos luego de ser capturados en Honduras se extraditaron a la nación del norte.

En el caso de Digna Valle, fue condenada a 11 años de prisión, pero recibió rebaja en su condena y recién recuperó su libertad. Se desconoce si será deportada a Honduras o seguirá bajo la tutela de las autoridades norteamericanas.

Hijos de algunos hermanos del cartel Valle también enfrentan procesos judiciales en Honduras y otro -Gerson Stanley Ortega Valle- ya fue condenado en EEUU.

Durante los últimos seis años la organización criminal ha sufrido embates en el ámbito de la justicia nacional e internacional. También, otros miembros han sido asesinado y llevados ante la justicia por interminable ola de crímenes relacionada al tráfico de drogas.

Matan a hijo

Apenas este noviembre se registró el asesinato de Josué David Cáceres Aguilar (27), supuesto hijo del capo Miguel Arnulfo Valle.

La víctima estaba en el interior de un taller de reparación de motos, cuando sujetos armados se le acercaron y lo abatieron a balazos, en el barrio El Centro, casco urbano de El Florido, Copán.

Aunque la víctima no tenía los apellidos del padre, se confirmó que existía la relación sanguínea de primer grado con el capo extraditado a EEUU. El occiso usaba el apellido del clan en sus cuentas de redes sociales.

Asesinatos de médico colombiano
y a yerno del Clan Valle Valle

Siempre en noviembre se dio cuenta del asesinato de David Solar Muñoz, de origen colombiano, y quien se desempeñaba como médico veterinario del ganado propiedad de la debilitada familia del hampa.

Solar Muñoz fue encontrado muerto con tres impactos de bala en La Jigua, Copán, aunque residía en Olancho.

A esta cadena de acontecimientos se suma la ocurrida el 5 de noviembre, en el río Ulúa, en San Manuel, Cortés, cuando fue encontrado flotando el cuerpo de Jairo Naún Rodríguez Dubón, yerno de uno de los Valle.

Según el informe forense, la causa preliminar de la muerte de Rodríguez fue asfixia por sofocación y tenía señales de tortura. Luego, el cuerpo fue lanzado al río. Trascendió que los familiares lo buscaban, pues había sido raptado desde el 3 de noviembre.

Desentierran millones de dólares

Igualmente, a principios de octubre trascendió la información que allegados al cartel Valle desenterraron millones de dólares ocultos en barriles y que estaban ocultos en propiedades del grupo criminal en el occidente.

La operación habría sido ordenada por familiares de Miguel Arnulfo, aprovechando el asueto de la Semana Morazánica. En los trabajos se utilizaron retroexcavadoras y personal vestido de agentes de los cuerpos de seguridad del Estado.

La información -no confirmada por las autoridades- detalla que parte del dinero fue llevado a Guatemala y otra quedó en El Florido. Oficialmente ninguno de los cuerpos estatales se ha pronunciado al respecto.

Más hechos que involucran a Los Valle

Otro hecho de este año fue la captura de un menor, identificado como Josué Morales Arita, en posesión de 372 mil 576 lempiras, cuatro mil 551 dólares y 15 mil 825 quetzales. El hecho tuvo lugar en El Paraíso, Copán.

La citada organización criminal sufrió otro golpe en marzo de 2019 cuando uno de sus familiares fuera asesinado en una estación gasolinera en un aparente ajuste de cuentas.

La víctima, Moisés Matta Valle, residía en la comunidad de Las Palmas, Florido, Copán. Se dedicaba el rubro del transporte.

Este año también cayó en Copán, Reynerio Valle Valle, el último de la estirpe de narcotraficantes que controlaban el occidente de Honduras. Su captura se produjo el 4 de febrero mediante la Operación Cerbero.

Asimismo, el último de los hondureños extraditados, José Adalí Amaya Argueta, fue detenido en enero de este año siempre en El Paraíso, Copán.

Se trata del hermano de Marlene Amaya Argueta, esposa de José Inocente Valle Valle, ambos extraditados, asimismo, hermano de José Raúl Amaya Argueta también expatriado.

El 20 de agosto de 2014 el clan de la Familia Valle fue designado por EEUU como importantes personajes en el tráfico de drogas.

Operación Relevo II

La semana que está por concluir se propinó otro golpe al cartel de Los Valle, luego de la captura de José Alberto Cortés Puerto, líder de una estructura financiera de lavado de activos, asociada con el referido cartel. Este sujeto compareció en audiencia de imputados, se le dictó detención judicial y fue enviado a la cárcel de máxima seguridad en Ilama, Santa Bárbara.

Esta misma resolución se obtuvo en contra de Raúl Alberto Rodríguez Ventura, Merlin Yanina Toledo Pineda, Ana María Ventura Flores, todos acusados por lavado de activos, el primero quedó recluido en la cárcel de máxima seguridad en Morocelí, El Paraíso y las damas en la Penitenciaría Nacional Femenina de Adaptación Social (PNFAS).

Estas cuatro personas fueron capturadas por la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), tras la ejecución de nueve allanamientos, en San Pedro Sula y Puerto Cortés y el juez con Jurisdicción Nacional señaló la audiencia inicial para el próximo martes 3 de diciembre de 2019.

Las acciones emprendidas por Fiscales de FESCCO y agentes del Departamento Contra el Crimen Organizado de la ATIC, se derivan y tienen estrecha relación con la Operación Relevo I ejecutada en septiembre de 2016, donde se capturó por el delito de asesinato a Luis Alonzo Valle García (hijo de Luis Valle Valle), que luego fue puesto en libertad por una ilegal y arbitraria resolución de un juez de Letras, que fue revocada por la Corte de Apelaciones de Santa Rosa de Copán, librándose una nueva orden de captura, donde también figuran Lendier Dominic Connor Toledo y Yosary Yasmín Valle Aguilar (hija de Arnulfo Valle Valle).

En las investigaciones del MP, se determina que socios del cartel de los hermanos Valle en un período de ocho años (2008 – 2016) no pudieron justificar 165 millones 510 mil lempiras, lo que constituye el delito de lavado de activos.

Uno de estos socios es el capturado José Alberto Cortés Puerto y su esposa Karen Dariela Amaya Gómez (prófuga de la justicia), sindicados del lavado de activos de cerca de 87 millones de lempiras, en movimientos bancarios personales y de una sociedad mercantil de fachada.

Ambos sospechosos registran transacciones financieras a través de tarjetas de crédito y se evidencia pagos y consumos realizados en Colombia y países europeos.

Además de recabar información con las Operaciones Relevo I en el 2016 y Estigia en 2017, a los investigados en este caso se les aseguraron algunas propiedades, detectándose también conexiones con los extraditados hermanos Rivera Maradiaga y Carlos Arnaldo Lobo.

spot_img
spot_img

Lo + Nuevo

spot_imgspot_img